La mejor receta de pavo para Acción de Gracias

Esta receta ha estado en nuestra familia durante 8 años
La mejor receta de pavo para Acción de Gracias
Tras ocho años perfeccionando – ¡y triunfando! – con esta receta de pavo, quiero compartirla con todos aquellos que, como yo, adoren Acción de Gracias. Es una de las celebraciones más especiales del año, porque nos rodeamos de la gente que queremos entorno a una mesa llena de comida. Pese a que cada familia tiene sus tradiciones propias en cuanto a platos de acompañamiento, el pavo es ineludible para triunfar en esta celebración de otoño. Mi receta es sencilla y asegura el éxito, solo necesitarás un poco de paciencia.

 

Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocina: 4 horas
Lista en: 17 horas

Ingredientes para el pavo:

1 pavo entero (18 libras), sin cuello
2 tazas de sal kosher
1/2 taza de mantequilla derretida
2 cebollas largas, peladas y troceadas
4 zanahorias
4 tallos de apio troceados
2 ramitas de tomillo fresco
1 hoja de laurel
1 vaso de vino blanco seco

Ingredientes para la salsa:

2 tazas de sidra de manzana
3 tazas de sirope de alce
3 cucharadas de tomillo fresco
3 cucharadas de orégano
2 1/2 de piel de limón rayada
3/4 tarza de mantequilla

1. Preparación del pavo

Frota el pavo por dentro y por fuera con sal kosher. Coloca el ave en un recipiente grande y cúbrelo con agua fría. Déjalo en la nevera para que se empape de esta mezcla de sal y agua por 12 horas, por ejemplo durante la noche. Este primer paso es el más importante de toda la receta, ya que es lo que hace que el pavo esté jugoso.

2. Deja lista la salsa

Hierve la sidra de manzana y el sirope de arce en una sartén a temperatura media-alta hasta que quede una cantidad de 1/2 vaso. Retíralo del calor y mézclalo con la mitad del tomillo y del orégano y toda la piel del limón. Añade la mantequilla y bate hasta que se haya derretido. Añade sal y pimienta al gusto. Cúbreo y déjalo en la nevera hasta que se enfríe, aguanta hasta dos días. Cuando lo vayas a usar, simplemente vuelve a derretirlo.

Truco: Utiliza tomillo en polvo en vez de las hojas frescas para que no se quede atascado en la aguja al introducirlo en el pavo.

3. Precalienta el horno

Ya en el día de Acción de Gracias, precaliente el horno a 350 grados F (175 grados C). Enjuaga muy bien el pavo y tira el agua con sal.

4. Rellena el pavo

Coloca el ave boca abajo en una rejilla para asar en una sartén poco profunda para que te sea más fácil. Aplica la mitad de la mantequilla derretida alrededor y dentro del pavo. Inyectar todas las partes es muy importante para que cada trozo del pavo pueda tener sabor. También usa la salsa que hiciste previamente para untar e inyectar el pavo.

Rellena el pavo con 1 cebolla, 1/2 de zanahorias, 1/2 de apio, 1 ramita de tomillo y la hoja de laurel. Esparce el resto de los vegetales y el tomillo alrededor del pavo en el fondo de la fuente y cúbrelos con el vino blanco.

Truco: Es mucho más fácil hacerlo en este orden: untar el interior, después, rellenar el pavo con las verduras, atarlo con la cuerda, luego untar e inyectar el exterior. Si lo haces de fuera adentro, será más difícil atar el pavo, ya que estará muy resbaladizo.

5. Mételo en el horno

Por fin, mete el pavo en el horno y ásalo descubierto entre tres horas y media y cuatro horas en el horno precalentado, con la pechuga hacia abajo. Deberás ir comprobando la temperatura y dejarlo hasta que alcance los 180 grados F (85 grados C) en la parte interna del muslo. Con cuidado, gira la pechuga de pavo hacia arriba aproximadamente 2/3 durante el tiempo de asado, y aplica la mantequilla restante. Dejar reposar 30 minutos antes de trinchar.

 

Productos que necesitarás para cocinar esta receta de pavo: