¿Cómo funciona la financiación de un auto?

Conoce cómo puedes obtener dinero para comprar un auto.
¿Cómo funciona la financiación de un auto?
Foto: shutterstock

Es posible que usted necesite un préstamo personal para poder comprar un auto, ya que si usted no tiene ahorrado una gran cantidad de dinero no podrá obtener el vehículo que desea. Debido a esto, los bancos y concesionarios de autos brindan programas de financiamiento lo cuales son préstamos para adquirir el vehículo.

Las dos opciones de financiamiento que usted podría considerar son:

1. Préstamo 

Muchos bancos y cooperativa ofrecen préstamos para financiar la compra de un vehículo. Los préstamos le pueden proveer el dinero que usted necesita para comprar el vehículo y usted le tendrá que pagar al banco la cantidad de dinero que le brindó, además de unos intereses o cargos.

“Cuando usted hace un contrato de compra de un vehículo con un concesionario, usa el préstamo que le otorgó el prestador directo para pagarle el vehículo al concesionario”, explica la Comisión Federal de Comercio (FTC por sus siglas en inglés).

Antes de obtener un préstamo debe analizar los intereses y el término del préstamo. Puesto que debería considerar los préstamos con los interés más bajos y escoger pagar el préstamo lo más rápido posible, para no tener que pagar al final muchos intereses.

Chase

Chase ofrece préstamos para autos con un interés de 4.99% APR por un término de 5 años, 4.89% APR por 4 años o 5.24% APR por 6 años. Por ejemplo, si usted compra un vehículo por $15,000 a un interés de 4.99% APR (por 5 años) pagaría $283 mensualmente, aproximadamente.

2. Financiación de un concesionario

Por otro lado, si el concesionario de autos le ofrece financiamiento usted podría utilizarlo para adquirir el vehículo. Ya que al usted obtener el financiamiento usted acordará pagar el costo del automóvil, más unos cargos o intereses. Al usted aceptar el financiamiento que le brinda el concesionario usted firmará un contrato en donde aceptará pagar una cantidad de dinero por un tiempo en específico, hasta saldar la deuda.

“El concesionario puede retener el contrato, pero usualmente se lo vende a un banco, compañía financiera o cooperativa de crédito —llamado asignatario o cesionario— que se ocupa de administrar la cuenta y de cobrar los pagos”, menciona la FTC.

Te puede interesar: 5 préstamos personales que puedes solicitar en línea