¿Cómo funciona la dieta de proteínas?

Es muy fácil de practicarla e integrarla a tu rutina diaria...

La dieta de proteínas te ayuda con la pérdida de peso rápida y duradera. Hacer esta dieta también te ayuda para ganar masa muscular, quemar la grasa extra del cuerpo y para fortalecer los músculos.

Entre las fuentes de proteínas están la carne, verduras, huevos, frutos secos, cereales y productos lácteos como el queso y el yogur. Tanto las fuentes proteínas vegetales como las animales poseen los aminoácidos necesarios para la alimentación humana. Las proteínas tienen funciones básicas para la vida celular de nuestro organismo.

Ventajas de seguir una dieta de proteínas:

  • No pasas hambre
  • Es fácil de practicarla y de integrarla a tu rutina diaria
  • Reduce el riesgo de tener el efecto rebote
  • El metabolismo se mantiene activo por más tiempo
  • La grasa corporal y las calorías se queman más rápido

Algunos alimentos ricos en proteínas que puedes incorporar en tu dieta diaria son:

1. Frutos secos:

Los frutos secos como los pistachos ofrecen nutrientes y minerales excelentes para la salud general. No solo son una buena fuente de fibra y proteínas, el 90% de la grasa que se encuentra en los pistachos es insaturada.

Conocidos por ser ricos en proteínas y la fibra, los Wonderful Pistachios son un bocadillo ideal para antes o después de un entrenamiento, y para meriendas. Son muy buenos para la salud del corazón. Eso sí, con un puñadito te bastará.

2. Yogur griego:

Dannon Oikos Plain es un yogur griego sin grasa, espeso y cremoso. Elaborado al estilo griego tradicional al filtrar parte del suero de leche, o la porción líquida del yogur, dejando más sólidos de leche.

El yogur griego Dannon Oikos cuenta con 11 a 15 gramos de proteína por porción de 5.3 onzas y de 17 a 22 gramos por porción de 8 onzas, es una excelente fuente de proteínas, mientras que el yogur regular no griego contiene aproximadamente 5 gramos de proteína por 5.3 onzas. El proceso de colado de este yogur deja más de los sólidos lácteos, lo que resulta en un producto más denso con un nivel de proteína más alto que el del yogur regular no griego.

3. Centeno:

El centeno orgánico de Food to Live trae uno de los granos más antiguos y saludables. La mayoría de las bayas de centeno orgánico y otros productos de centeno disponibles en el mercado hoy en día provienen de Europa del Este o China. Sin embargo, el centeno se cultiva en todos los continentes con la excepción de la Antártida.

Este grano está estrechamente relacionado con el trigo y la cebada. Este centeno orgánico se pueden utilizar para cocinar. También puedes molerlos y mezclarlos con otras comidas, como en las ensaladas. Este grano solo tiene aproximadamente 4 g de grasas por taza, lo cual es una gran proporción para un grano entero. Debido a la fibra, proteínas  y al alto valor nutricional en general, las bayas de centeno orgánico serán un buen complemento para una dieta de control de peso. La fibra también significa que este grano es bueno para el corazón y aumenta tu salud en general. También es ideal para la desintoxicación, ya que la fibra absorbe toxinas a medida que viaja a través de tu cuerpo.

Te puede interesar: 5 granos completos que debes incorporar en tus comidas