5 consejos para cuidar tu espalda

Es común sufrir dolor de espalda debido a malos hábitos
5 consejos para cuidar tu espalda
Foto: Shutterstock

La espalda es muy importante para mantener la postura y mantenernos erguidos. Sin embargo, podríamos desarrollar malos hábitos que generen dolores y molestias, como una mala postura, cargar peso de forma inadecuada o usar zapatos incómodos. Cuida tu espalda siguiendo estos consejos.

1. Cuida tu postura

Es lo más importante y lo primordial. Si tenemos una mala postura cuando estamos de pie o sentados provocará serios problemas, además de acostumbrarnos a mantener esta posición, lo que solo empeorará la situación. Sea que estemos sentados o de pie, debemos mantener la espalda recta.

2. Practica natación

Un deporte que cuida tu espalda es la natación. Este deporte es completo debido a sus múltiples ventajas. Al nadar, trabajamos todo nuestro cuerpo y su impacto es mínimo y esto evita las lesiones que produce la práctica de otros deportes. En el caso de la espalda, su entrenamiento es completo, por eso los expertos recomiendan la natación para aquellos que sufren de la espalda.

3. Cuida tu peso

El sobrepeso afecta directamente tu espalda y tu salud en general. La cuestión es que, al pesar más de lo que deberías tu espalda soporta un peso extra y esto puede afectarla. Por eso, quienes tienen sobrepeso sufren de problemas de espalda. Para evitar esto, haz ejercicio y ten una dieta balanceada.

dolor espalda
Foto: Shutterstock

4. Cuidado con el estrés

Las preocupaciones excesivas también afectan la espalda y generan otros problemas físicos y de salud, tal como lo reseña el portal Bezzia. Las contracturas musculares provocadas por el estrés afectan la espalda. Por eso es importante tener tiempo para relajarnos, descansar y despejar nuestra mente con algún pasatiempo.

5. Descansa en tu trabajo

Si tu trabajo consiste en pasar tiempo sentado en un escritorio o estar de pie, debes descansar de tanto en tanto y cambiar de posturas. Si estás sentado, levántate cada cierto tiempo y haz algún estiramiento. Si trabajas de pie, siéntate y muévete.

Si el problema de espalda se torna más grave, no dudes en visitar a un especialista para evaluar la situación. Un examen médico determinará el tipo de tratamiento que debes seguir, todo con el fin de mejorar tu estado de salud.