Cómo funciona la dieta del pan

El pan ha sido estigmatizado y en muchos casos, prohibido su consumo en las dietas
Cómo funciona la dieta del pan
Foto: Pxhere

En muchas dietas, lo común es excluir el consumo de pan debido a que es fuente de carbohidratos. Sin embargo, este alimento también aporta beneficios a nuestro organismo. Es por eso que llegamos a la duda de ¿es posible incluir el pan en nuestra dieta para bajar de peso? Aquí te lo contamos.

Qué es la dieta del pan

En realidad, no es una dieta en sí. No se trata de comer pan durante determinados momentos. La dieta de pan en realidad es la inclusión de este producto en las diferentes dietas. Su consumo tiene varios puntos a favor.

En primer lugar, es una fuente rica de hidratos de carbono, y de glucosa. Estos elementos son necesarios para que el cuerpo tenga la energía necesaria para su buen funcionamiento. El estigma está en que favorece la subida de peso.

Sin embargo, su consumo moderado en ciertas comidas, como el desayuno, aporta lo necesario para mantener la saciedad, sobre todo si se trata de productos integrales.

Cómo funciona

pan integral
Foto: Shutterstock

Hay quienes consideran que el pan debe excluirse de cualquier dieta debido a que favorece la retención de líquidos, según lo menciona el doctor Gómez Guillamón para el portal 20 minutos.

Sin embargo, tal como lo aclara el especialista, el pan no solo es rico en carbohidratos, también contiene glucosa y otros nutrientes.

Al dejar de consumir pan, los depósitos de agua del cuerpo se vacían. El efecto es que, sí se logra perder peso, pero lo que no se pierde ni se quema es la grasa, que es la responsable de la obesidad.

En este sentido, sí es posible perder peso al dejar de consumir pan, pero este podría recuperarse de inmediato al terminar la dieta, y todo porque se consumen de nuevo los elementos que la causan.

Por eso, no hay que excluir este delicioso alimento de las dietas, solo hay que consumirlo con moderación. Sin embargo, hay que tener varios factores en cuenta, como el gluten. Para ello, lo más recomendable es acudir a un nutricionista para saber qué tipo de dieta es la mejor según las necesidades de cada quien.