Qué alimentos contienen acrilamida y cuáles son sus riesgos

Los alimentos que suelen desprender acrilamida son aquellos que son más ricos en carbohidratos
Qué alimentos contienen acrilamida y cuáles son sus riesgos
Foto: PxHere
Foto: Pxhere

La acrilamida es una sustancia tóxica para nuestra salud, y que se desprende de algunos de los alimentos que consumimos con frecuencia. Si quieres saber cómo su ingesta repercute en ti, no pierdas detalle de lo que te contamos a continuación.

¿Qué es la acrilamida?

Según un artículo del portal WebConsultas, la acrilamida es una sustancia que se produce durante el horneado o fritado de alimentos ricos en carbohidratos, como pan, patatas o galletas.

En concreto, la acrilamida es uno de los resultados de la descomposición de la asparagina, uno de los aminoácidos presentes en los carbohidratos. Además de la acrilamida, la asparagina se descompone también en azúcares naturales.

La existencia de la acrilamida se sabe desde los años cincuenta, siendo empleada en muchos procesos industriales.

Riesgos asociados a la acrilamida

Experimentos realizados con animales en laboratorios han confirmado que la acrilamida incrementa el riesgo de cáncer y de mutaciones genéticas. No obstante, no se sabe con precisión cuál es la proporción de acrilamida que haría falta para que sea tóxica.

Lo cierto es que la Agencia Internacional de Investigación sobre el cáncer ha incluido a la acrilamida en la categoría oficial 2, es decir, en el grupo de “sustancias probablemente cancerígenas para los humanos”.

Cómo regular la acrilamida en la dieta

Foto: Antonio Prado / Pexels

Eliminar completamente la acrilamida de nuestra dieta es muy difícil debido a que esta sustancia puede empezarse a formar en los 100 grados centígrados, una temperatura que es muy fácil de alcanzar en la cocina. Por ende, siempre habrá un poco de acrilamida en algunos alimentos.

A pesar de lo anterior, aún cabe recomendar reducir la temperatura de cocción de los alimentos más susceptibles a generar acrilamida, así como el tiempo en que dichos alimentos son preparados.

En conclusión, la acrilamida es una sustancia que es preferible tener a raya en nuestra alimentación a manera de regular tanto como nos sea posible el riesgo de desarrollar cáncer o diversos padecimientos de nuestra salud.