¿Es dañino comer alimentos quemados?

Los alimentos quemados no son particularmente nutritivos para el cuerpo humano
¿Es dañino comer alimentos quemados?
Foto: Min An / Pexels

Puede ocurrir que un alimento se cocine más de la cuenta y de todos modos decidamos consumirlo. Esta práctica, aparentemente inofensiva, puede ser contraproducente para nuestra salud, como veremos a continuación al hablar un poco sobre los alimentos quemados.

El efecto del calor sobre los alimentos

Según un artículo del portal Consumer, la aplicación de calor sobre los alimentos es un útil para la eliminación de ciertos patógenos y desactivarlos. Además, el calor evita también que los alimentos queden infectados con microorganismos.

Sin embargo, la cocción puede incentivar el desarrollo de compuestos tóxicos si hay contacto directo del alimento con la llama, o si la cocción es con una barbacoa, dado que es muy probable que el alimento resulte quemado.

En concreto, cocinar en una barbacoa puede originar compuestos denominados hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP). Estos son compuestos con una alta capacidad mutagénica, y que pueden provocar mutaciones sobre el ADN. Entre otras cosas, esto puede aumentar el riesgo de cáncer.

¿Cómo evitar los riesgos de los alimentos quemados?

Para desentendernos de los posibles riesgos asociados a los alimentos quemados, es crucial llegar al equilibrio entre una cocción insuficiente y la cocción excesiva de los alimentos. Este punto medio será el indicado para muchos de los alimentos que queramos preparar.

Todo parte por evitar que el alimento entre en contacto directo con la llama. Esto solo ocurrirá si cocinamos con el calor de las brasas, no con las llamas. En algunos casos, solamente basta regular la llama de manera que las brasas u hornillas se calienten lo suficiente para una cocción adecuada.

El consumo frecuente de alimentos quemados es negativo y poco beneficioso para nosotros. En este sentido, lo más adecuado para nuestra salud es no consumir alimentos quemados, aunque puedes optar por hacerlo de manera ocasional, y solo en circunstancias específicas.