¿Qué tan saludable es tomar vino tinto?

Hasta 1 copa diaria de vino puede impactar negativamente en tu estado de salud
¿Qué tan saludable es tomar vino tinto?
Foto: Breakingpic / Pexels

El vino tinto ha gozado de buena reputación en los últimos años dado que muchos medios afirman que es beneficioso para la salud si se le consume modernamente. Pero,¿realmente esto es así? Lo veremos a continuación.

¿Qué tan verídicos son los beneficios del vino?

Según un artículo del portal Directo al Paladar, los beneficios a la salud que se le atribuyen al vino son cuestionables porque la investigaciones sobre dichos beneficios no son lo suficientemente completas.

Por un lado, se sabe que el vino es una fuente de polifenoles y de otros beneficios que, supuestamente, estarían asociados a una menor acumulación de grasas y un menor envejecimiento. Sin embargo, estas investigaciones señalan solamente lo que contiene la sustancia, no el efecto de ello en la personas.

Siendo así, técnicamente sería posible recibir dichos beneficios de otros alimentos que concentren polifenoles, como las uvas, que además contienen otros fitoquímicos que cumplen una funciones beneficiosas para el cuerpo.

¿El consumo moderado del vino es inofensivo?

vino tinto
Foto: Pixabay

Por otro lado, cabe preguntarse en qué medida el consumo moderado de vino es realmente inofensivo porque, al fin y al cabo, el vino sigue siendo un alcohol.

Sobre el consumo moderado de alcohol, hay que decir que un estudio publicado en el Journal of the American College of Cardiology indicó que el consumo de una sola copa de alcohol al día aumenta el riesgo de sufrir fibrilación auricular, una arritmia cardíaca anómala que eleva el riesgo cardiovascular.

Por su parte, investigadores italianos concluyeron que la ingesta reducida de alcohol, como el vino, también puede incrementar las probabilidades de sufrir de cáncer.

Algo que es cierto es que el vino deja de ser saludable cuando lo consumes en exceso. Siendo así, regular el consumo de vino siempre debe ser una prioridad y el objetivo por el que has de apuntar, y no los supuestos beneficios que puedes percibir de él.