Descubre los síntomas de los delirios pasionales o erotomanía

Se trata de una descripción hecha por la escuela francesa en el siglo XIX
Descubre los síntomas de los delirios pasionales o erotomanía
Foto: Shutterstock

Los delirios o delirios crónicos son considerados, según el portal Psiquiatría, como psicosis delirantes crónicas. El delirio pasional, o erotomanía entra entre esta definición debido a ciertas características que afectan, sobre todo y según se piensa, a las mujeres. Aquí te hablaremos un poco más sobre ello.

Qué es el delirio pasional

La erotomanía, conocida también como síndrome Clérambault, debe su nombre al psiquiatra francés que describió los síntomas de la erotomanía. Además, la incluyó entre lo que él mismo llamó psicosis pasionales o también delirios pasionales.

Para Clerambault, la erotomanía se podría dar debido a un daño cerebral de origen tóxico al que llamó automatismo mental. Los especialistas, en líneas generales, suelen incluir la erotomanía dentro de los delirios crónicos de evolución sistemática, incluyéndolo junto a la celopatía.

Características

El delirio ertomaníaco genera la idea de que alguien de condición social económica más elevada se enamora del sujeto delirante. Este sujeto intentará por todos los medios contactar con esa persona que cree que está enamorada de ella.

Su actitud se vuelve persecutoria y hasta hostigante, debido a que intenta contactar con esa persona objeto de su delirio a través de cartas, llamadas telefónicas, visitas, llegando al punto de acechar a la persona y vigilarla de forma consecuente.

Foto: Shutterstock

Si bien se considera que las mujeres son las principales afectadas por este tipo de delirio, los hombres también suelen padecerlo. En líneas generales, el desarrollo de este tipo de delirios, según el especialista Henry Ey, es coherente y sistemático, carece de una evolución demencial, cuya estructura es afectiva.

Para este autor, según las evidencias, el delirio va perdiendo fuerza o actividad, es decir, va perdiendo efecto y la persona que lo padece puede recuperar su normalidad. Al ser coherente y sistemático, es posible que el psicoanálisis contribuya a explicar sus orígenes.

Ya que este padecimiento puede afectar en gran medida las relaciones que mantiene la persona afectada, es importante darle un seguimiento especial y someterse a un tratamiento psicológico para evitar cualquier inconveniente mayor.