Cuáles son las principales causas de divorcio

Una de las causas principales del divorcio es la falta de confianza en la pareja
Cuáles son las principales causas de divorcio
Foto: Shutterstock

La etapa más difícil del matrimonio son los primeros años de convivencia. Sin embargo, luego de la década, la relación suele cimentarse, y la probabilidad de divorcio durante esta etapa es baja, de acuerdo a la revista digital Fucsia.

Sin embargo, el riesgo del divorcio siempre puede estar presente, especialmente para las parejas que suelen discutir o que tienen muchas diferencias. Aquí te hablamos un poco más sobre el tema.

Infidelidad, la causa más común

Una de las causas principales de divorcio es la infidelidad. El hecho de perder la confianza por causa del engaño es algo que casi nadie está dispuesto a tolerar. En la relación, el hombre es el que más tiende al engaño.

Sin embargo, la mujer también puede llegar a engañar a su pareja, y en muchos casos, involucrarse en una situación sentimental con otra persona. En muchos casos, el infiel tiende a arrepentirse y querer resarcir el daño, sin embargo, no hay marcha atrás.

Poca comunicación

Envolverse en la rutina puede socavar la comunicación. Las actividades cotidianas y otras responsabilidades, la crianza de los hijos, entre otras situaciones puede hacer que la comunicación se reduzca a resolver las cosas elementales.

Esto conlleva el riesgo de dejar de conocer a la otra persona, y a la larga, serían 2 desconocidos viviendo juntos. Por eso, el diálogo y la conversación son el pilar fundamental de una relación. Es necesario sacar tiempo para hablar, salir juntos y conversar sobre temas que les interesen a ambos.

divorcio
Foto: Shutterstock

Crisis personales y económicas

Una de las razones de divorcio se da por crisis en la pareja. Esta se puede deber a la edad, a las frustraciones de no alcanzar las metas o los sueños. También están los problemas económicos. La tendencia general es pensar que separarse contribuirá a empezar de nuevo.

La realidad es que, al comenzar una nueva relación lo que se hará es trasladar todos estos conflictos y frustraciones, pero no desaparecerán. Lo mejor es ser realistas y evitar los matrimonios por conveniencia que a la larga generan más problemas.

Mantener una relación estable y saludable requiere del esfuerzo de ambos. El diálogo y el consenso en hacer las cosas, la confianza mutua y el respeto, así como el amor y el cariño son claves y fundamentales para evitar cualquier cosa que cause el divorcio.