¿Es posible marcar los hoyuelos de la espalda?

Los hoyuelos de venus se obtienen, principalmente, gracias a la genética
¿Es posible marcar los hoyuelos de la espalda?
Foto: pixabay

Las fosas lumbares, conocidas comúnmente como hoyuelos de venus, se han convertido en objeto de leyendas en los últimos tiempos. Bien sea por una razón estética o incluso de atracción sexual, es mucho lo que se comenta de ellos.

Es por eso que a continuación abordamos algunos detalles respecto a ellos, pero haciendo énfasis en si se pueden marcar por nuestra propia cuenta.

¿Cuestión de genética?

Según un artículo de El Confidencial, los hoyuelos de Venus dependían absolutamente de la genética del individuo. No obstante, recientemente se ha desarrollado una técnica quirúrgica para tener estos hoyuelos de manera artificial.

Miguel Carmona, primer cirujano español en aplicar el procedimiento, afirma que la técnica consiste en introducir una pequeña cánula a través de una incisión que se realiza al final del pliegue interglúteo.

Esta varilla se desliza hasta el sitio en que los hoyuelos de venus deberían estar. Una vez aquí, la punta de la cánula se gira hacia arriba para generar una erosión en la dermis, y después se gira hacia abajo para succionar un pequeño botón de grasa.

Este procedimiento se realiza con anestesia local, y dura aproximadamente 1 hora. Los resultados definitivos aparecen a los tres meses, pero los hoyuelos de venus ya serán medianamente visibles dos semanas después de la cirugía.

¿Por qué la atención a los hoyuelos de venus?

massage-2441817_960_720
Foto: Pixabay

Hay quienes afirman que los hoyuelos de venus contribuyen a alcanzar el orgasmo con mayor facilidad dado que habría una mejor irrigación sanguínea en esa zona de la espalda. Además, la presencia de los hoyuelos tendría alguna relación con un mejor estado de salud en términos generales.

Es importante aclarar que no hay estudio científico que respalde ninguna de estas dos relaciones, por lo que permanecen en el terreno de la leyenda y la especulación. Sin embargo, eso no ha hecho que los hoyuelos de venus dejen de ser un objeto de deseo estético tanto de mujeres como de hombres.

Igualmente, al tratarse de un procedimiento quirúrgico, es necesario contar con el aval de un especialista en la materia para saber si es algo viable para nuestro cuerpo y nuestra salud.