Cómo prevenir el dolor de estómago cuando es frecuente

El dolor de estómago es una de las dolencias más comunes
Cómo prevenir el dolor de estómago cuando es frecuente
Foto: Shutterstock

El dolor de estómago es uno de los malestares más frecuentes, pero eso no quiere decir que no debamos darle la atención necesaria. Puede ser ocasionado por una mala digestión, por comer demasiado rápido o comer más de la cuenta.

Este malestar puede generar estreñimiento o gases, y al presentarse de forma frecuente puede representar una verdadera molestia en nuestra cotidianidad. Sin embargo, existen medidas que se pueden tomar para mejorar esta condición y evitar los malos ratos. De eso te hablaremos aquí.

Mejorar la alimentación

“El aparato digestivo es muy amplio y las patologías que la pueden afectar son muy diversas”, asegura el doctor Juan José López, nutricionista de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición en un artículo del portal Cuídate Plus.

Por eso es importante saber, en primer lugar, cuál es el malestar. En el caso del estreñimiento, se recomienda consumir alimentos ricos en fibra. Los vegetales, como las frutas y las verduras, tienen alto contenido de este compuesto.

También es importante consumir cereales y beber suficiente agua, al menos 2 litros al día. Por otro lado, quienes sufran de estreñimiento deben evitar las comidas ricas en azúcares, tanto simples como refinados, porque interfieren con el proceso de evacuación, y el volumen de las heces se verá reducido.

Evitar los gases

Cuando se trata de enfermedades gástricas, de nuevo, la alimentación es la clave para prevenir el dolor de estómago. En este caso, se recomienda consumir alimentos que sean ricos en hidratos de carbono, que no sean integrales, así como proteínas magras.

dolor estómago
Foto: Shutterstock

También se deben evitar las bebidas estimulantes como el café, el chocolate o las bebidas alcohólicas, así como los alimentos que sean picantes. Esto es importante para evitar el reflujo o el daño de la pared estomacal, lo cual puede causar gases o flatulencias.

En conclusión, una buena alimentación es la clave para evitar el dolor en el estómago. Es importante comer con moderación y mejorar los hábitos alimenticios. Sin embargo, cuando el dolor sea persistente, hay que asistir con un especialista que nos permita conocer la causa de nuestras molestias y nos indique la mejor forma de evitarlas.