Alternativas de mantequillas de nueces: Mira cómo apoyan tu sistema reproductivo

No solo son beneficiosas para la salud, ¡si no que también son deliciosas!
Alternativas de mantequillas de nueces: Mira cómo apoyan tu sistema reproductivo
Foto: Shutterstock

Durante los años 90 llegó una de las peores modas que te puedas imaginar, la moda de los productos libres de grasa. Y aunque la grasa tiene mala fama, la realidad es súper necesaria para tu salud.

Verás, para que tus células puedan hacer intercambio de nutrientes necesitan grasa, para que tu cerebro reciba la señal de la hormona leptina de que ya estás satisfecha, no hay hambre y puedes parar de comer, necesita grasa. La grasa es lo que le deja saber a tu cerebro que ya no hay que comer más. Cuando usas productos sin grasa o cuando limitas la cantidad de grasa que consumes, lo que estás haciendo es provocar que tu cuerpo no sepa si ya estás satisfecha o no luego de una comida, haciendo que la señal de hambre siga encendida.

Así mismo, las vitaminas A, D, E y K, que juegan un papel importantísimo en la adherencia de calcio, la regulación hormonal y la fertilidad son solubles en grasa, por lo tanto, es difícil para nuestro cuerpo absorberlas cuando no tiene grasa, lo que lleva a crear deficiencias que a su vez provocan condiciones de salud. Es todo un efecto dominó.

Claro, hay grasas y hay grasas. Las grasas saturadas y trans son terribles para tu cuerpo. Las grasas tans que encuentras en la margarina, comidas procesadas, sodas, dulces, pastelerías refinadas y algunas mantequillas de maní no son buenas para tu cuerpo. ¿Por qué? Aunque a veces están naturalmente en algunas carnes, en ciertas mantequillas y leches, por lo regular son creadas industrialmente con uniones de hidrógeno y grasas líquidas que ayudan a preservar mejor productos. Estas grasas suben el colesterol malo – LDL- y disminuyen el colesterol bueno -HDL- lo que lleva al endurecimiento de arterias y formación de placas aumentando así el riesgo de condiciones cardiacas.

Es posible que seas fan del P&B sándwich y estés pensando que no puedes dejar de comer mantequilla de maní. La verdad no tienes que dejar la mantequilla de maní, sólo encontrar la que sea de mejor calidad para tu cuerpo. También puedes experimentar con otras alternativas de mantequillas de nueces o semillas que pueden darle un twist interesante a tu paladar.

Aquí algunas de ellas:

  1. Matequilla de coco – está hecha de la pulpa del coco y de su aceite, por lo tanto tiene fibra, así que beneficio doble. Añádela a tus batidos, úsala para postres, ponla sobre pan. Experimenta y disfruta.

  1. Mantequilla de sésamo o Tahini – El tahini es la pasta de las semillas de sésamo. Es uno de los ingredientes especiales del querido humus. El tahini puedes untarlo sobre pedacitos de manzanas para un snack o añadirlo a batidas. Deja volar la imaginación y disfrútalo

  1. Mantequilla de semillas de girasol – Deliciosa y alta en proteína y cargadita de magnesio, mineral esencial para mantener una buena salud hormonal y reproductiva.

  1. Mantequilla de macademia– llena de antioxidantes que pueden beneficiar tu salud digestiva y mejorar la salud cardiaca. Esta joya tiene un sabor delicioso que puedes combinar en batidos, untarla en panes o frutas y disfrutarla muchísmo.

Por: Mayra Ortiz-Nieves

Coach de Salud de la Mujer

Maestra Certificada de Kundalini Yoga

Terapeuta de Masaje Licenciada

www.tulsiandrose.com

info@tulsiandrose.com

IG@tulsiandrose

FB @tulsiandrose

Podcast: Desde el útero