La energía que consumimos también compite con el uso de agua

Expertos recomiendan usar energía renovable, como la solar y la eólica, para evitar el agotamiento del agua
La energía que consumimos también compite con el uso de agua
Millones de personas en el mundo no tienen acceso a agua potable.
Foto: Archivo

Diariamente leemos en las noticias la importancia del ahorro en el uso de agua. Asociamos su consumo con el agua que utilizamos para beber, cocinar, asearnos, regar las plantas y demás. Pero no siempre consideramos el agua que se utiliza en la producción de energía.

Un reporte de la Universidad Aarhus, en Dinamarca, encontró que la producción de electricidad de las plantas termoeléctricas está inextricablemente ligada a los recursos de agua.

El profesor Benjamin Sovacool, Director del Centro de Energía y Tecnología de la Universidad Aarhus, indicó que, según la investigación, para el año 2040 no habrá suficiente agua en el mundo para mantener a la población mundial y la producción de energía, si se continua con el modelo actual.

¿Queremos utilizar el agua para mantener a las plantas de energía, o la queremos para beber? No tenemos suficiente agua para hacer las dos cosas”, indicó Sovacool en un comunicado. Según el investigador, para el próximo año (2020), entre el 30% y el 40% del mundo tendrá problemas de escasez de agua.

Las plantas de producción de electricidad consumen grandes cantidades de agua para enfriar sus maquinarias. Por otro lado, los sistemas solares o eólicos (del viento) no requieren enfriamiento, y como resultado, no consumen agua. En su estudio, Sovacool encontró que la mayoría de las plantas de energía ni siquiera llevan un registro exacto del agua que consumen.

El investigador del reporte recomendó reemplazar la producción de energía nuclear y de carbón, y en su lugar apelar a la producción de electricidad con recursos renovables como el sol y el viento. También aconsejó que las plantas de energía mantengan un récord más preciso del agua que utilizan y que los gobiernos inviertan más en energía solar, eólica.

En la actualidad, las plantas eléctricas consumen gran porcentaje de agua.

Consecuencias impensadas

Las consecuencias de la falta de agua alrededor del mundo son múltiples e impactan negativamente no sólo a nivel sanitario, pero también a nivel económico y político. El aumento del consumo de agua en el último siglo aumentó tres veces más de lo que aumentó la población mundial.

El cambio de clima, a su vez, contribuye con la escasez de agua en ciertas regiones del planeta.

  • Según información de National Geographic, alrededor de 5,000 niños mueren cada día, alrededor del mundo, debido a enfermedades totalmente prevenibles, como por ejemplo diarrea, cólera y disentería, que son resultado del uso de agua contaminada tanto para beber, como para cocinar.
  • A su vez, la falta de agua para asearse resulta en condiciones como tracoma, que ya ha dejado ciegas a alrededor de seis millones de personas.
  • Por años, la agricultura fue la industria con mayor consumo de agua dulce alrededor del mundo, llegando a utilizar hasta el 70% del consumo total de agua. Pero con los años, la producción de energía ha aumentado su consumo.
  • La falta de agua también impacta negativamente a las familias pobres y de bajos recursos, que generalmente no tienen acceso a una fuente de agua. Cuando una persona pasa gran parte de su día recogiendo agua que se encuentra a más de 3 millas de distancia, o cuidando a sus hijos que se enferman por la falta del precioso líquido, no tiene tiempo para mejorar económicamente a nivel laboral, o no puede asistir a una escuela, lo que a su vez resulta en el estancamiento económico y falta de oportunidades.
Para 2040 no habrá suficiente agua para beber y utilizar en plantas de energía.

Para beber mejor

¿Cuál es la calidad de agua que bebemos en EEUU, en relación con la calidad de agua de otros países?

La organización Global Open Data Index, hizo una comparación entre distintos países, considerando la presencia de coliformes fecales, arsénico, niveles de flúor, nitratos y sólidos disueltos totales en el agua y estableció el siguiente ranking.

Finlandia se encuentra en el primer lugar de calidad de agua. Lo siguen Estados Unidos, Brasil y Japón, entre otros. México, junto a El Salvador, Guatemala, Perú y Argentina, entre otros, se encuentran en la posición 24, con respecto a la calidad del agua.

Entre los países con peor acceso a agua potable se encuentran India, Etiopía, Nigeria y China, entre otros.

Hay quienes tienen que viajar para recoger agua diariamente.

Si bien EEUU es uno de los países que se encuentra entre los mejores del mundo, con respecto a su agua, dentro del país, la calidad del precioso líquido varía de estado a estado.

New York ocupa el primer lugar en cuanto a calidad de agua, mientras que California es hogar de algunas de ciudades con malos reportes

Las 10 ciudades de país con la peor cualidad de agua son:

En primer lugar, Pensacola, Florida; seguida por la ciudad de Riverside en California y Las Vegas, Nevada. El condado de Riverside ocupa el cuarto lugar entre los sitios con peor calidad de agua.

En quinto lugar se encuentra Reno, Nevada, seguido por Huston, Texas. En el séptimo lugar se encuentra Omaha, Nebraska; seguido por el Norte de Las Vegas, en Nevada.

El noveno lugar de ciudad con pobre calidad de agua lo ocupa San Diego, California y  el décimo Jacksonville, Florida.