Alquilaron un viente para convertirse en padres y ahora quieren dar en adopción al bebé por esta increíble razón

Un hombre denunció en un foro de Internet otro grave error cometido por una clínica de fertilidad de EEUU
Alquilaron un viente para convertirse en padres y ahora quieren dar en adopción al bebé por esta increíble razón
Un terrible error cometido por la clínica de fertilidad podría traer consecuencias fatales.
Foto: Pixabay

Hay parejas que por cuestiones naturales, convertirse en padres puede volverse una labor titánica. 

Hoy en día existen diversos tratamientos para todos aquellos que tienen problemas de fertilidad para que puedan cumplir su más grande anhelo; sin embargo, algunos de ellos tienen sus riesgos y sobre todo, hay gente que puede llegar a aprovecharse de la necesidad de alguien más.

Eso fue lo que aparentemente le ocurrió a una pareja, cuya historia fue publicada en Reddit y está circulando en Internet.

El matrimonio, luego de intentar durante mucho tiempo engendrar a un bebé, optaron por alquilar un vientre para así poder tener un hijo. La historia no ha tenido un final feliz pues ahora, esta pareja busca a como dé lugar devolverle el bebé a la madre gestante.

¿Cuál es el motivo de dicha decisión?

Resulta ser que el hombre que hizo la publicación y quien dice ser la víctima, relató que él y su esposa tienen 43 año e intentaron tener un bebé de forma natural, lo cual no se dio, por lo que finalmente decidieron pagarle un viente subrogado para que ahí fuera concebido su hijo, utilizando sus espermatozoides y los óvulos de su esposa.

Tras 9 meses de larga espera, el bebé nació, pero en ese momento, la pareja se percató que había algo extraño, ya que tenía rasgos asiáticos y eso era algo imposible, pues ninguno de los dos provienen de esta raza, así que pensaron que el médico que llevó a cabo la fecundación había cometido un grave error durante el procedimiento.

El bebé fue sometido a una prueba de ADN que reveló que, efectivamente, el hombre no era el papá biológico pero la madre sí. Luego de investigar el caso se descubrió que la clínica de fertilidad efectivamente cometió el grave error de fecundar el óvulo con esperma de un donante de ascendencia asiática, el cual es imposible rastrear ya que este optó por mantenerse en el anonimato.

El hombre contó en su historia que a pesar de que el bebé sí lleve los genes de su esposa, él no quiere quedárselo, por lo que han optado en darlo en adopción.

La publicación a generado todo tipo de opiniones, la mayoría en contra de la decisión tomada por la pareja, considerando que tanto la esposa como el bebé son los menos culpables de esta trágica confusión.