Reconfortante receta tradicional mexicana, sopa de tortilla en cuatro sencillos pasos

La sopa de tortilla es uno de los platillos más representativos de la gastronomía Mexicana. Es saludable, rica en antioxidantes, fibra y un verdadero manjar
Reconfortante receta tradicional mexicana, sopa de tortilla en cuatro sencillos pasos
La sopa de tortilla es un platillo tradicional mexicano, muy nutritiva, económica y excelente opción vegetariana.
Foto: Shutterstock

La sopa de tortilla azteca es un platillo muy popular en las casas mexicanas, la base de esta tradicional receta son deliciosas y crujientes tiras de tortilla frita, que se sumergen en un auténtico caldillo rojo de tomate y chile, el toque final son sus maravillosas guarniciones.

Es una sopa cotidiana que forma parte de la tradición de las familias mexicanas, es realmente nutritiva y baja en calorías. La combinación de sus ingredientes aporta propiedades nutricionales importantes:

Los tomates, cebollas ajos de la sopa, mejoran la circulación y aumentan nuestras defensas. Las tortillas aportan energía en forma de hidratos de carbono, tienen un alto contenido en fibra y minerales como calcio y fósforo importantes para el cuidado de los huesos. El aguacate, es una grasa saludable rica en ácido oléico indicado para reducir el colesterol malo.

Receta de sopa de tortilla

Ingredientes:

  • 1/2 kg tortilla de maíz (de preferencia del día anterior)
  • 1 taza de aceite vegetal (de girasol es una buena opción)

Para preparar el caldillo de tomate rojo y chile: 

  • 1 cebolla blanca mediana
  • 2 dientes de ajo (pelados, sin el centro y troceados)
  • 5 tomates rojos maduros
  • 4 chiles pasilla (previamente lavados, desvenados y sin semillas)
  • 1 ramita de epazote
  • 2 litros de caldo de pollo (se recomienda usar caldo 100% natural, aporta un sabor único)
  • 2 cucharadas de aceite vegetal

Para acompañar la sopa, lista de guarniciones: 

  • 1 aguacate picado en cubitos
  • 200 gramos de queso oaxaca en cubitos
  • 1/2 taza de chile pasilla frito y en cuadritos
  • 1 taza de chicharrón de cerdo en cubitos
  • 1 taza de crema ácida
  • Limones al gusto

Preparación:

  1. En un sartén hondo calienta a fuego medio el aceite vegetal, agrega las tortillas partidas en julianas (tiras) y fríe. Posteriormente escurre en un plato con papel absorbente y reserva.
  2. En un cacerola mediano a fuego medio agrega la cebolla blanca partida en 4 partes y los dientes de ajo, permite que se doren ligeramente; posteriormente agrega los tomates partidos en 4 partes y los chiles pasilla, permitiendo que suelten su jugo. Por último agrega 1 litro del caldo de pollo y cocina a fuego medio-bajo por 10 minutos. Reserva y deja enfriar.
  3. Licúa la mezcla anterior (hasta tener una salsa roja homogénea), cuela la salsa y vierte sobre la misma cacerola, deja cocinar a fuego medio-bajo por 10 minutos, hasta que cambie de color. Por último agrega el resto del caldo de pollo, sazona con sal y pimienta al gusto y agrega las ramitas de epazote, hierve a fuego lento por 15 minutos. *El caldillo deberá tener una consistencia ligeramente espesa. 
  4. Sirve en un plato hondo un puñado de tortillas fritas, baña generosamente con el caldillo. En la parte superior agrega el aguacate y queso oaxaca en cubitos, un toque de crema ácida y el chile pasilla frito bien picadito.

¡Disfruta de esta deliciosa, económica y sencilla receta!