Las maravillas de la vitamina C para la piel

Su uso tópico ayuda a anular los efectos de los radicales libres
Las maravillas de la vitamina C para la piel
Foto: Shutterstock

La vitamina C es un antioxidante que ayuda a proteger la piel contra los rayos ultravioleta, y aunque generalmente ingerimos niveles adecuados de dicha vitamina en nuestra dieta, no es suficiente para saturar el rostro.

Cada vez que estamos expuestos a la luz ultravioleta, incluso a la luz fluorescente y LED, empezamos a crear daños a nuestras células por los radicales libres de oxígeno, por lo que el uso de un antioxidante de uso tópico como la vitamina C puede ayudar a anular los efectos de estos radicales libres.

Suzan Obagi, profesora asociada de dermatología./Cortesía

Para conocer todas las ventajas de esta sustancia, conversamos con Suzan Obagi, profesora asociada de dermatología, profesora asociada de cirugía plástica, UPMC Health Systems y Expresidente de la Academia Americana de Cirugía Cosmética, quien nos explicó como usar la vitamina C en nuestro regimen de belleza.

¿Qué productos para el cuidado de la piel recomienda?
La vitamina C es una molécula difícil de trabajar. Debe formularse utilizando la forma de ácido L-ascórbico y colocarse en una base que ayude a minimizar la oxidación del producto. Por esta razón, recomiendo principalmente el suero y es extremadamente importante que provenga de una fuente confiable. Por lo general, sugiero comenzar con una fórmula del 10% e ir ascendiendo hasta el 20%. Obagi Medical, por ejemplo, tiene sueros de Vitamina C en 10%,15% y 20%.

¿Cómo deben integrarse a la rutina del cuidado de la piel?
Les recomiendo a mis pacientes que se limpien la piel, se la sequen y se apliquen seis gotas en toda la cara (incluidos los párpados inferiores) y lo extiendan hasta el cuello. Esto puede ser seguido por una crema hidratante o las lociones de polihidroxiácidos y terminar con su protector solar. Por lo general, repito esto en la noche, seguido de su retinoide tópico (retinol, retinaldehído o tretinoína recetada).

¿Cuáles son los mitos y realidades sobre la vitamina C?

Algunos tipos de piel deben evitar los productos con vitamina C.
Falso. Encuentro que la vitamina C topical funciona muy bien para todo tipo de piel. Por supuesto, si alguien tiene eccema o una alergia a algo en el suero, no lo va a tolerar. Sin embargo, los pacientes con rosácea o piel sensible deben tener un buen desempeño y encontrar que su enrojecimiento y sensibilidad pueden disminuir con el tiempo a medida que su piel se vuelve más saludable.

La vitamina C funciona en combinación con otros productos, como su crema hidratante, para optimizar los resultados.
Verdad: Es cierto que la combinación adecuada de vitamina C con diversos agentes tópicos resulta en una agradable combinación para la piel. Como expliqué en la respuesta anterior, sugiero que la gente lo use dos veces al día antes de proceder con la aplicación de la rutina de cuidado de la piel.

La crema de Vitamina C es tan buena como el suero de Vitamina C.
Falso. La razón por la que la Vitamina C es más efectiva como suero tiene que ver con la estabilidad y la prevención de la oxidación. Los análogos de la vitamina C se han usado en cremas durante muchos años, pero sirven más como un conservante en la crema. No se puede formular una crema con 10% o 20% de vitamina C que sea estable.

¿Cuáles son las desventajas asociadas con los productos a base de vitamina C?
No veo ningún inconveniente a menos que alguien sea verdaderamente alérgico a algo en la fórmula. Incluso hay casos raros de alergias a los cítricos en respuesta al contacto con la piel. Sin embargo, para la mayoría de los pacientes, incluido las mujeres embarazadas y lactantes, deben sentirse seguros y cómodos al usarla.

¿Qué consideraciones se deben tener al usar estos productos? 
Hay que tener en cuenta que la prevención del daño solar o el envejecimiento de la piel tiene un enfoque múltiple. Es por eso que sugiero aplicar agentes tópicos que tienen diferentes funciones y se complementan entre sí para mejorar los resultados. Por esta razón, combino el uso de la vitamina C con polihidroxiácidos, filtros solares y retinoides.