¿Qué peleas nos indican que una relación está por terminarse?

Según la intensidad de la pelea y la causa, la relación puede estar cerca de terminar o no
¿Qué peleas nos indican que una relación está por terminarse?
Foto: pixabay

Peleas repetitivas por causas específicas, o que tengan muy presente un elemento en particular, pueden ser señal de que la relación se desgasta a un punto de no retorno. Aquí indicaremos 4 tipos de peleas maritales de modo que las puedas identificar y actuar en consecuencia.

Peleas sin disculpas sinceras

Estas peleas son el tipo de discusiones que terminan con alguna de las dos partes expresando unas disculpas que no genuinamente no se sienten como tales, que intentan expresar un arrepentimiento o lamento verdadero pero fallan en hacerlo.

Estas “disculpas” son un signo de que quien las enuncia, voluntariamente o involuntariamente, ignora los sentimientos del otro. Además, pueden ser consideradas como condescendientes.

Peleas por falta de sexo

Entre más extensa se vuelve una relación menos sexo hay. Aunque no es una ley universal, es una circunstancia muy frecuente en diferentes situaciones.

Cuando desaparece el erotismo puede surgir con cierta facilidad el argumento de que la relación se vuelve similar a una relación de compañeros de habitación, cosa que es letal en las relaciones románticas.

Peleas con generalizaciones

pelea de pareja
Foto: Unplash

Las discusiones que incluyen argumentos tales como “nunca me dejas salir con amigos”, “tú siempre cocinas lo mismo”, etc, pueden ser un signo desgastante, y un factor determinante en la posible ruptura.

Argumentos generalizantes conllevan el incremento de resentimiento, resentimiento que puede acumularse hasta estallar en una pelea con implicaciones desastrosas.

Peleas por las responsabilidades

Una discusión marital frecuente es aquella referente a la división de las labores del hogar. Si la pareja tiene mucho tiempo conviviendo bajo un mismo techo, los argumentos que uno y otro pueden utilizar tienden a ser más.

En estas discusiones se refleja un peligro latente de relaciones desiguales en cuanto a las responsabilidades de las partes.

Si alguna vez has experimentado este tipo de peleas, quizás sea el momento de evaluar tu relación y tomar las mejores decisiones para tu propio bienestar.