Regreso a la escuela

Ideas y estrategias para la transición de las vacaciones al año lectivo
Regreso a la escuela
Los padres pueden ayudar a sus hijos a empezar el año con exito en ciertas tareas.
Foto: Archivo

En menos de un mes, los niños angelinos regresan a la escuela.

La transición entre las vacaciones de verano y el inicio del ciclo escolar puede ser difícil y frustrante tanto para padres como para hijos. Los niños tienen que volver a levantarse temprano y restablecer la rutina de estudio; mientras que los padres, deben coordinar los horarios de clases y actividades de sus hijos con los propios.

Para Claudia Morán, residente de Azusa, California, y madre de tres niños de 9, 6 y 2 años de edad, el comienzo del año lectivo requiere planificación y organización. Como tantas otras madres que salen a trabajar fuera del hogar, Morán tiene que coordinar con familiares y otras madres, para turnarse en llevar y traer a los niños de la escuela.

La madre contó que desde hace años utiliza un método que le ha dado resultados positivos.

“Cuando mi primer hijo comenzó kindergarten, una compañera de trabajo me sugirió empezar el año escolar con una reunión familiar”, recordó. Morán dijo que la sugerencia había sido efectiva y que desde entonces, lo hacía cada año.

“El fin de semana antes de que vuelvan a la escuela, nos reunimos con mi esposo y los niños y hablamos de planes y expectativas”, indicó.  “Hablamos de los problemas que tuvieron el año anterior y pensamos en  soluciones para que no vuelvan a ocurrir. Los niños también opinan y proponen ideas. Cuando dejas que tus hijos se auto evalúen y consideras su opinión, ellos se entusiasman y aceptan la responsabilidad”, aseguró.

Estrategias ganadoras

Según Amanda Campos, maestra de tercer grado y residente de Los Ángeles, California, el secreto de un año escolar exitoso es establecer buenos hábitos desde un principio. La maestra compartió algunas estrategias que le sirvieron, no sólo como educadora, sino como madre de un adolescente.

* Expectativas razonables: ¿Qué es lo que esperan de mí? El estudiante debe entender desde un comienzo cuáles son las expectativas de sus maestros y padres. Recomienda motivar a los hijos a preguntar sin temor cada vez que tengan dudas sobre una lección o una asignación. La curiosidad es un signo de inteligencia, un niño que no teme preguntar, es un niño con ganas de aprender.

* Planeamiento. Una de las habilidades claves que necesitan los estudiantes a lo largo de los 12 años de escuela, e incluso en sus años de universidad es el planear su tiempo. La educadora aconsejó que los padres compren un cuaderno extra, o una agenda, para que el niño pueda planear con anticipación asignaciones y exámenes. “Pocos hábitos son tan negativos como estudiar o terminar la tarea la noche anterior”, aseguró Campos. La educadora explicó que cuando uno estudia a último momento, el cerebro almacena la información en la memoria de corto plazo, que pronto se olvida. Para que el aprendizaje sea permanente, el cerebro debe acumular la información en la memoria de largo plazo, y esto sólo se logra estudiando con tiempo.

* El hábito de la lectura. Uno de los legados más valiosos que los padres pueden dejarles a sus hijos es el amor a la lectura. Si bien no existe una receta universal que pueda aplicarse a cada niño, Campos opinó que, generalmente, los niños que disfrutan leyendo tienden a ser los niños que tienen éxito en la escuela.