Amigas construyen mansión para “envejecer y morir juntas” y es maravillosa

7 mujeres originarias de China han sorprendido al mundo con la decisión que tomaron de invertir para así poder pasar sus últimos años de vida juntas, divirtiéndose, en un hogar sumamente bello y acogedor
Amigas construyen mansión para “envejecer y morir juntas” y es maravillosa
Seguro que muchas aventuras les esperan a este grupo de amigas.
Foto: Captura de video

Si eres soltera, separada o divorciada, quizá te has preguntado en más de una ocasión qué será de ti cuando llegue el momento de jubilarte o te conviertas en una anciana.

Seguro que habrá varias a las que les preocupe dicha situación o les aterre la sola idea de pasar sola los últimos años de sus vidas.

Es entonces cuando debes preguntarte si tus mejores amigas lo son en realidad y si están dispuestas a pasar lo que te quede vida contigo, compartiendo el mismo techo.

Esa idea la tuvieron 7 amigas originarias de China, quienes pueden presumir tener una amistad de más de 2 décadas; incluso aseguran estar más unidas que con su propia familia y por ende, aseguran que no tendrían problemas en vivir juntas.

Hace algunos años, estas amigas se reunieron y comenzaron a imaginarse cómo serían sus vidas cuando cumplieran 60 años; seguro estarían todas jubiladas e incluso, encontraron increíble el que pudieran vivir juntas y pasar horas y horas charlando hasta el amanecer.

Lo que inició como un simple sueño se concretó cuando una de ellas les informó al resto de mujeres que había encontrado una casa sencilla de ladrillos en un pueblito cercano a la ciudad de Guangzhou. Las amigas la fueron a ver y les gustó tanto que decidieron comprarla para así concretar la idea de vivir juntas cuando sean ancianas.

La casa les costó unos $420,000 dólares y posteriormente, fueron invirtiéndole más y más hasta por fin concretar la mansión de sus sueños. 

La residencia cuenta ahora con increíbles acabados, casi toda está pintada de blanco y tiene grandes ventanales con vistas a los campos de arroz que hay a su alrededor. También cuenta con una gran cocina, comedor, cómodas habitaciones y hasta con una piscina.

“Hemos empezado a bromear con que cada una de nosotras debe aprender una habilidad nueva ahora para no pelearnos demasiado en el futuro, por ejemplo, una puede aprender a cocinar platillos increíbles, otra estudiar medicina tradicional china, alguna podría tocar un instrumento y otra plantar un huerto”, comentó una de estas mujeres en una entrevista para un diario local.

Sin duda que les quedan muchos años de grandes diversiones y experiencias.