Domingo 16 de de Junio 2019

¿Sirve hacer deporte para combatir la depresión?

La actividad física podría ser una alternativa para mejorar tu estado de ánimo
¿Sirve hacer deporte para combatir la depresión?
Foto: shutterstock.com

La depresión es un mal silencioso y poco reconocido que afecta al menos a 1 de cada 10 personas. Es una enfermedad que va más allá de una simple tristeza, y se caracteriza por la permanencia de sentimientos negativos que condicionan nuestra vida y nos limitan por largos períodos de tiempo.

Comúnmente, la depresión es tratada con terapias psicológicas y fármacos. Sin embargo, se ha descubierto que el ejercicio, además de mejorar nuestro estado físico, es un potencial tratamiento para combatir esta enfermedad. En este artículo podrás conocer todos los beneficios que ofrece.

¿De qué forma puede ayudar el ejercicio?

Resulta ser un escape mental

Cuando una persona tiene depresión, la carga de pensamientos negativos y autodestructivos suele ser alta. En este sentido, el ejercicio puede servir para oxigenar tu cuerpo y despejar tu mente.

Aporta beneficios neuroquímicos

Con la actividad física se liberan de forma natural sustancias químicas como la endorfina, que es la encargada de brindar sensación de bienestar, y también tiene efectos analgésicos, lo que mejorará automáticamente el estado de ánimo.

Potencial motivador

El lograr hacer actividades que antes se consideraban imposibles debido a la sensación de inmovilidad que causa la depresión, puede ser un gran motivador para querer alcanzar otras metas.

¿Qué actividades se pueden realizar?

ejercicios otoño

Existen dos opciones para movilizar el cuerpo y combatir la depresión. Por una parte, encontramos las actividades físicas que concuerdan con algunos esfuerzos en nuestra cotidianidad como caminar, subir escaleras, limpiar la casa, arreglar el jardín, entre otros.

Y en segundo lugar encontramos el ejercicio planificado que consiste en rutinas estructuradas y repetitivas basadas en sentadillas, carreras, pesas, ejercicios cardiovasculares y otros deportes.

Cabe destacar que el tipo de actividad siempre va a depender del estado de cada persona, así como sus gustos. Y su dificultad se debe incrementar de forma lenta, sin sobreexigirse.