Miércoles 22 de Mayo 2019

Embarazada hispana en ruta de parto salió positiva en drogas tras comer un bagel

La prueba de orina tuvo un falso positivo por las semillas de amapola, lo que causó un post parto muy angustioso
Embarazada hispana en ruta de parto salió positiva en drogas tras comer un bagel
Un simple bagel desató una amarga experiencia
Foto: CAPTURA ABC

“Sólo quiero que todos sepan que esto puede suceder (…) No quiero que le pase a nadie más”, afirmó Elizabeth Domínguez tras narrar su amarga experiencia hospitalaria al nacer su bebé Carter la semana pasada.

Cuando entró en trabajo de parto, se le pidió una muestra de orina. “Obtuve un resultado positivo para los opiáceos (…) Llamé a mi esposo, enloqueciendo, diciendo: ‘¿cómo es posible?’ No tomo drogas”, afirmó a ABC News, desde su hogar en Tonawanda (NY).

Su esposo Mark le preguntó qué había comido ese día. “Y le dije: un bagel”. En efecto, Elizabeth había consumido un bagel cubierto de semillas de amapola, que se derivan de la planta de opio.

“En algunos casos, se ha demostrado que comer una gran cantidad de semillas de amapola como la que se encuentran en un bagel produce bajos niveles de morfina y codeína en la orina“, dijo la Dra. Michelle Rainka, farmacéutica clínica. “Potencialmente esas semillas no se han lavado y pueden contener eso”.

La doctora Rainka destacó que cualquiera que esté a punto de tomar una prueba de drogas debe saber esto. “De uno a tres bagels con semillas de amapola pueden producir pruebas positivas en una toxicología de orina”.

Domínguez dio a luz más tarde ese día, y las pruebas de su bebé para los opiáceos resultaron negativas. Aún así, el hospital supervisó a ambos pacientes y, debido a la prueba de drogas, el personal siguió el protocolo y llamó a los Servicios de protección infantil.

Elizabeth fue dada de alta, pero su bebé tuvo que quedarse, separado de su mamá menos de 24 horas después del nacimiento.

“Me sentí absolutamente horrible”, dijo Elizabeth. “Me sentí como una terrible madre dejándolo. Sólo quiero que todos sepan que esto podría pasar. Es algo tan terrible y no quiero que le pase a nadie”, insistió.

En un caso parecido, un guardia latino de prisiones de NY perdió su trabajo y emprendió una batalla legal también por resultar positivo en un examen de drogas tras comer bagels.