Sábado 15 de de Junio 2019

Tanto trabajo, tan poco tiempo

Como priorizar y organizarse cuando nos agobian las tareas laborales
Tanto trabajo, tan poco tiempo
Si tienes demasiadas tareas que realizar, prioriza las más urgentes.
Foto: Chevanon Photography / Pexels

En la actualidad, es común que los trabajadores tengan que hacer la labor de dos o tres personas. Esto resulta en empleados agobiados, con altos índices de estrés y menos productivos. Por ejemplo, un estudio realizado por Tork  encontró un alto índice de trabajadores que no se toman el tiempo del almuerzo, y cuando comen, lo hacen frente a su computadora, mientras siguen trabajando.

Según el reporte, el 38% de los trabajadores estadounidenses no se sienten alentados a tomarse el tiempo para almorzar, mientras que el 22% de sus supervisores dijo que los empleados que se toman tiempo para almorzar regularmente son “menos trabajadores”. El 20% de los estadounidenses teme que su jefe no lo considere trabajador si se toma la hora de almuerzo, mientras que el 13% teme por la opinión de sus colegas.

Y sin embargo, el estudio encontró que aquellos trabajadores que sí se toman el tiempo para comer y descansar, están más satisfechos con su empleo, están más dispuestos a trabajar después de hora y son más efectivos que aquellos que trabajan sin parar.

Si eres uno de los miles de trabajadores que sienten que no tienen suficiente tiempo para terminar sus tareas laborales, compartimos una serie de ideas que te pueden ayudar a trabajar mejor, y reducir el estrés innecesario.

  • Distracciones
    Cuando un trabajador se siente agobiado y estresado, es común que busque distracciones en las redes sociales, los correos electrónicos o en su teléfono, todas distracciones que postergan las tareas. Si necesitas concentrarte, apaga tu teléfono, y evita chequear cada media hora tus correos electrónicos y redes sociales.
  • Calendarios y prioridades
    Cuando tienes miles de tareas que completar y poco tiempo para lograrlo, necesitas priorizar, hacer una lista y tener expectativas realistas. Una vez que determinas las prioridades y les asignas un tiempo realista para alcanzarlas, debes dejar otras tareas que quizás no sean tan urgentes o importantes para después de haber completado tu lista inicial.
  • Límites
    Para poder determinar prioridades, debes aprender a decir que “No” cuando ya tienes el plato lleno, o sabes que primero debes terminar otras tareas más importantes. Muchos trabajadores temen decirle que no a sus supervisores, y terminan llevándose trabajo al hogar, para poder terminar con las muchas asignaciones.
    Cuando determines tus prioridades laborales, asegúrate de que coincidan con las prioridades de tu supervisor o supervisora. Muchas veces, los empleados pueden tener diferentes prioridades que sus jefes, y es necesario coordinar previamente, para asegurarte de completar lo que la compañía necesita con más urgencia.
  • ¿Reunión o correo electrónico?
    Las reuniones laborales son importantes y aseguran que todos los empleados tengan las mismas prioridades y puedan trabajar en equipo. Pero al mismo tiempo, pueden ser una pérdida de tiempo. Más de una vez, los asuntos laborales pueden resolverse simplemente hablando por teléfono, o con un simple correo electrónico. Evita las reuniones constantes, largas o innecesarias.