Martes 25 de de Junio 2019

¿Qué es el sistema de transmisión de un auto y qué pasa si no funciona bien?

El funcionamiento de las ruedas motrices depende en parte del sistema de transmisión
¿Qué es el sistema de transmisión de un auto y qué pasa si no funciona bien?
Foto: shutterstock

El sistema de transmisión se encarga de enviar la potencia generada por el motor hasta las ruedas motrices, a través de la salida de la caja de velocidades.

Está compuesto por el embrague, el árbol de transmisión, la caja de velocidades, el grupo cónico-diferencial y los palieres; todos alineados con el fin de hacer llegar la fuerza del propulsor hasta las ruedas.

Sin este sistema, no podrías conducir por la falta de movimiento giratorio en las llantas. Aquí te dejamos los tipos de sistema de transmisión y qué debes hacer si no funciona bien.

Motor delantero y tracción delantera

Aquí no se utiliza el árbol de transmisión y las ruedas delanteras son motrices y directrices. Es común entre los autos turismo de baja o media potencia.

Motor delantero y propulsión trasera

Aquí si se usa el árbol de transmisión y las ruedas motrices son las traseras. Su práctica es más compleja, encontrándose solo en camiones y vehículos de gran potencia.

Motor trasero y propulsión

Actualmente se usa muy poco, debido a sus fallas de refrigeración en el motor. Al igual que el anterior, las ruedas motrices son las traseras, pero no tiene árbol de transmisión.

sistema de transmisión
Foto: Shutterstock

Propulsión doble

Se colocan dos puentes traseros y motrices que comparten el esfuerzo que habitualmente soporta un solo grupo cónico. Es ideal para vehículos pesados.

Transmisión total

Aquí los dos ejes del auto son motrices, gracias al puente con diferencial que lleva cada uno. Es usado en autos todoterreno, camiones pesados y vehículos para construcción.

Ahora, el sistema de transmisión es una pieza, a la vez importante y robusta, que no se daña tan fácilmente, a menos que no realices el mantenimiento adecuado.

Te recomendamos: cambiar el aceite de transmisión cada 50.000 km. (aproximadamente), para prevenir el recalentamiento a través del sistema de refrigeración, y mantener en buen estado las llantas, que estén calibradas y sean similares.

Recuerda que recorrer muchos kilómetros sin acicalar al auto puede ocasionar desgaste en sus piezas, lo que comprometería el funcionamiento general del vehículo. Si ves algo irregular en esta pieza, acude a un taller especializado para mayor información.