Sábado 15 de de Junio 2019

No, no es tu resume, eres tú

No, no es tu resume, eres tú
Antes de seguir enviando solicitudes, considera ajustar tu estrategia.
Foto: Archivo / Getty Images

“Mando mi curriculum, pero nadie me llama”. “¿Cómo es que no puedo conseguir ni siquiera una entrevista?”

Los motivos de una búsqueda de empleo infructuosa son muchos, puede ser que el curriculum tenga errores de ortografía, gramática o simplemente un formato antiguo y desactualizado. En esos casos, un experto puede detectar dichos errores y corregirlos para que el candidato tenga más oportunidades. Existen incontables servicios y sitios en el internet para ayudar a los candidatos a redactar un curriculum o “resume” ganador.

Pero no siempre la búsqueda infructuosa es resultado de un curriculum con errores, genérico o desactualizado. En algunos casos, no puedes conseguir trabajo porque no tienes una estrategia previa, o porque sigues cometiendo ciertos errores que no ayudan a tus probabilidades.

Estos podrían ser algunos de los motivos por los cuales nadie responde a tus solicitudes.

  • Estás solicitando la posición o el trabajo equivocado. Una de las razones principales por las cuales los candidatos no reciben una respuesta es porque simplemente no tienen las calificaciones suficientes para el empleo. No importa cuántos resumes envíes, ni cuán moderno y editado esté tu curriculum, si no tienes los requisitos que solicita el empleador, probablemente no recibirás una oferta para una entrevista.
    En algunos casos, puede ocurrir lo contrario, y estás sobre calificado, esto es, si por ejemplo tienes un PhD y buscas un empleo de nivel de entrada. En estos casos, los reclutadores temen contratar a alguien con “demasiadas” calificaciones y que el individuo renuncie a los pocos meses, o que pida un salario demasiado alto, conforme a sus habilidades y experiencia.
  • Solicitudes genéricas. No puedes enviar el mismo curriculum y carta de presentación si vas a aplicar para un trabajo de recepcionista, que el que enviarías para un empleo en la construcción. Los empleadores pueden ver rápidamente cuando se trata de un resume genérico de los que se bajan de la internet. Personaliza cada aplicación, según el empleo.
  • Pides un sueldo demasiado alto. La pregunta sobre “¿Cuánto quieres ganar?”, siempre es un arma de doble filo. Si pides “demasiado”, el reclutador puede descartar automáticamente tu solicitud. Mientras que por el contrario, si pides muy poco, podrá creer que no estás suficientemente calificado y también descartarla. En general, se aconseja no hablar sobre el salario durante la entrevista inicial.
  • Ya ocuparon la posición. Muchas compañías, por ley, tienen que postear sus vacantes, aunque ya hayan seleccionado a quién ocupará el puesto. En estos casos, no queda mucho por hacer.

Millones de personas envían sus solicitudes a través de la internet, donde la competencia es enorme. Cuando estés buscando empleo, no te limites a enviar tu curriculum a la web. Siempre es más efectivo cuando conoces a alguien que te alerte de una posición disponible, o que pueda recomendarte para un trabajo.
Lo importante es no darse por vencido y seguir tratando desde diferentes ángulos. Seguir enviando resumes, no siempre es la mejor estrategia. Trata de evaluar y descubrir los motivos por los cuales no te llaman y cambia tu estrategia, cuantas veces sea necesario. Y recuerda el viejo refrán “Locura es seguir haciendo lo mismo, y esperar diferentes resultados”.

¡No te des por vencido!