Martes 19 de Marzo 2019

Mujer deberá pagar cuantiosa indemnización a su expareja por no dejarle ver a su hijo

La madre siempre ponía pretextos para que el niño no se encontrara con su progenitor y este alega que dicha conducta le ha provocado un terrible daño psicológico y emocional
Mujer deberá pagar cuantiosa indemnización a su expareja por no dejarle ver a su hijo
El hombre asegura que el no convivir con su hijo le ha causado un daño psicológico irreparable.
Foto: Shutterstock

Luego de más de 10 años en los juzgados, finalmente las autoridades de Argentina determinaron que una mujer está obligada a pagarle el equivalente a un poco más de $25,000 dólares a su exmarido, debido a los daños que le causó al hombre tras negarle el convivir y poder ver al hijo que tienen en común.

Los jueces que llevaron en caso concluyeron que la postura de esta mujer le ocasionó a su expareja “una minusvalía psicológica parcial y permanente”, la cual debe remediar mediante el pago de dicha cantidad de dinero.

Esta historia inició en 2002, cuando se divorciaron. En ese entonces el hijo tenía 2 años y las autoridades establecieron un régimen de visitas al padre, el cual la mamá no respetó.

Ambos iniciaron una serie de demandas en contra del uno y del otro, alegando que cada uno no cumplía con lo que se había acordado. De hecho, cuatro años después, el padre la demandó para quitarle la patria potestad del niño, luego de que este le comentara que le pegaba; sin embargo, no trascendió.

En un principio se estableció que la mujer debía pagar $3,000 dólares al padre de su hijo por todas las veces que impidió que viera al niño, pero el hombre solicitó más dinero, alegando que le había causado un daño psicológico, además de moral, que le ha llevado a un tratamiento psicológico, el cual se traduce en gastos de medicina y de asistencia.

Según los jueces, el hombre, al no poder tener contacto con su hijo, ha sufrido un desajuste en su estado de ánimo, lo cual ha provocado que desarrolle “síndrome de ansiedad”, aunado a una depresión, por lo que está incapacitado para hacer otro tipo de actividades.