Jueves 23 de Mayo 2019

Ingresó al hospital porque pensó que tenía piedras en el riñón y terminó dando a luz

Ally Opfer nunca supo que estaba embarazada e incluso 5 días antes del nacimiento de su bebé, continuó entrenándose como porrista
Ingresó al hospital porque pensó que tenía piedras en el riñón y terminó dando a luz
La joven madre no estaba preparada para la llegada del bebé.
Foto: Instagram

En diciembre de 2016, una joven llamada Ally Opfer llegó a la sala de urgencias de un hospital, pensando en que todos sus malestares se debían a que muy probablemente tenía piedras en el riñón, sin jamás imaginarse que en realidad estaba embarazada y que daría a luz en ese momento.

Ally jamás se enteró de su embarazo. Incluso 5 días antes de ingresar al hospital, continuó entrenándose con el equipo de porristas al que pertenecía. Dos días antes de tener que ir a urgencias comenzó a sentir pequeñas punzadas en el abdomen, pero consideró que podrían tratarse de cólicos.

Pero a la noche siguiente, la chica comenzó a sentir un dolor en la espalda y en el vientre insoportables, por lo que su madre decidió llevarla a un hospital para que los médicos la revisaran.

El doctor que la recibió comenzó a cuestionarla y en un principio le dijo que por los síntomas, era muy probable que tuviera piedras en el riñón. Así que decidió practicarle un ultrasonido para localizarlas, y cual fue su sorpresa al enterarse que en realidad estaba embarazada y había iniciado ya la labor de parto.

En un principio, Ally no podía creerlo; sus periodos menstruales eran irregulares, así que solía practicarse constantemente pruebas de embarazo, las cuales todas habían salido negativas.

“No tenía ningún síntoma, me sentía completamente normal así que no sospeché que estuviera embarazada. Nunca tuve nauseas, ni cansancio, no subí de peso, nada”, comentó la chica en una entrevista para la revista People.

Los doctores tuvieron que practicarle una cesárea de emergencia, ya que el bebé se encontraba en una posición no adecuada para nacer de forma natural y por ende, su vida estaba en riesgo. Afortunadamente, todo salió perfecto y Ally trajo a este mundo a un niño al que llamó Oliver.

View this post on Instagram

I had the cutest wedding date 💁🏼‍♀️💙

A post shared by Ally Opfer (@allllyy_op) on