Jueves 21 de Marzo 2019

¿Cuál es la manera correcta de alimentar a un niño de 1 a 3 años?

La alimentación es una de las principales preocupaciones para los padres
¿Cuál es la manera correcta de alimentar a un niño de 1 a 3 años?
Foto: Shutterstock

Llevar una buena alimentación es fundamental durante toda la vida, pero es más importante en la etapa de crecimiento y durante los primeros años de vida, debido a que los niños necesitan más que nunca de las vitaminas, hidratos de carbono, proteínas y grasas para un buen desarrollo intelectual, físico y social.

Aunque cuando los niños están en los tres primeros años de su vida, su crecimiento se vuelve más lento pero sigue siendo constante, por lo que su dieta debe ser cambiada de forma que se cubran todas sus necesidades.

Además, que es el momento ideal para que ellos creen una buena relación con la comida, es decir, que puedan comer de todo sin ningún inconveniente.

Alimentación de 1 a 2 años

shutterstock_536202625
Foto de Shutterstock.com

Los niños a esta edad deberían consumir por día entre 1.200 a 1.300 calorías, 25 a 30 gramos de proteínas, de 100 a 160 gramos de hidratos de carbono y de 35 a 45 gramos de grasa.

Pueden consumir alimentos como leche, otro tipos de lácteos como yogurt, quesos, entre otros, lo que te ayudará a que el bebé deje el tetero para pasar a tomar la leche en vaso.

También puede ingerir cereales, vegetales crudos o cocidos, frutas y carne.

Alimentación de 2 a 3 años

shutterstock_32592832A esta edad las calorías deben ser repartidas por comida: 25% para el desayuno, 30% en el almuerzo, 15% en la merienda y 30% en la cena.

Mientras que el resto de sus necesidades nutricionales por día son de 30 a 40 gramos de proteínas, de 130 a 180 gramos de hidratos de carbono y de 45 a 55 gramos de grasa.

Su dieta alimenticia a esta edad varía un poco, puede comer carne. cereales, legumbres, huevo, pescado, leche (medio litro por día) y sus derivados. De igual manera, se deben evitar comidas azucaradas.

A esta edad, los padres deben tener mucha paciencia, ya que los niños tienden a preferir una sola comida, que es algo que no deben permitir, ya que le eliminarán nutrientes necesarios para él o ella.

Para finalizar, es importante que verifiquen la calidad de los alimentos, prepararlos sin muchos condimentos, picantes, salados o azucarados, y vigilarlos cuando estén comiendo para evitar accidentes.

Consulta con el pediatra qué alimentos puede consumir tu hijo, para que así te ayude a crear un programa de alimentación diaria para él.