Viernes 15 de Febrero 2019

Descubre los síntomas o causas del síncope o pérdida parcial del conocimiento

Los desmayos puede ser un síntoma de una enfermedad más grave
Descubre los síntomas o causas del síncope o pérdida parcial del conocimiento
Foto: shutterstock

De vez en cuando una persona pueda experimentar desmayoss que le hacen perder el conocimiento. Y aunque esto no es del todo normal, tampoco es un fenómeno de cual haya que preocuparse demasiado. Aquí explicaremos en qué consisten los síncopes.

¿Qué es el síncope vasovagal?

El síncope vasovagal sucede cuando te desmayas porque el cuerpo reacciona de manera desigual a determinados factores, como observar sangre o sentir angustia emocional. Se le conoce también como síncope neurocardiogénico.

El factor que inicia el síncope hace que la frecuencia cardíaca y la presión arterial disminuyan de manera dramática. El flujo sanguíneo al cerebro disminuye como consecuencia y la persona pierde el conocimiento.

Causas

Cuando la parte del sistema nervioso que regula la frecuencia cardíaca y la presión arterial funciona de manera incorrecta, ocurre lo que conocemos como síncope.

La frecuencia cardíaca decrece y los vasos sanguíneos de las piernas se dilatan, lo que puede causar acumulación de sangre en dichas extremidades. De vez en cuando el síncope no tiene un factor desencadenante específico, pero algunos de los más frecuentes son:

  • Estar de pie durante periodos prolongados
  • Ver sangre
  • Estar expuesto a fuentes de calor
  • Someterse a una extracción de sangre
  • Miedo a las lesiones físicas
  • Hacer esfuerzo, como evacuaciones intestinales
síncope vasovagal
Foto: Pixabay

Síntomas

Antes de un episodio de síncope vasofagal, la persona podrían sentir los siguientes síntomas:

  • Aturdimiento
  • Náuseas
  • Bostezos
  • Sudor frío y húmedo
  • Visión borrosa
  • Piel pálida
  • Visión de túnel; el campo de visión se estrecha hasta que se vea únicamente lo que está de frente

Durante el episodio del síncope como tal, el paciente puede experimentar:

  • Movimientos bruscos y anormales
  • Pulso lento y débil
  • Pupilas dilatadas

La recuperación de un episodio de síncope vasofagal empieza menos de 1 minuto después del episodio. No obstante, si te colocas de pie demasiado pronto después del desmayo (entre 15 y 30 minutos después), corres el riesgo de desmayarte nuevamente.