Carta a Yalitza

La mujer a la que el éxito invitó a bailar la danza de las sorpresas felices y no la quiere soltar
Carta a Yalitza
Yalitza Aparicio, protagonista de 'Roma'
Foto: Getty Images

Yalitza,

Desde que supe tu historia te he agradecido en silencio que hayas aceptado ir aquel casting de “Roma” al que debía entrar tu hermana y no tú. Gracias a que te atreviste a hacerlo cuando tu hermana te lo pidió, ya que ella no pudo, hoy estàs nominada al Oscar.

Si te lo ganas, serás la primera actriz que lo logra sin nunca haber actuado antes de hacerlo en la película que lo mereció.

Hoy ya eres la primera indígena nominada a un Oscar. Hace 3 años eras una maestra de preescolar y ni siquieras sabías quién era Cuarón.

Tu historia, Yalitza, hace que uno vuelva a creer en la suerte, en la magia, en la oportunidad, en la justicia, en lo buena que es la vida…. Y te agradezco que te hayas atrevido a personificar a Cleo, y darle vida a Libo, la nana de Cuarón, porque tu éxito ha nacido para inspirar y empoderar a miles de mujeres en el mundo que al igual que tú, seguramente, soñaron mil veces con un Oscar, o una portada de Vogue o de Vanity Fair que confirmara el triunfo.

Soñaron con eso… pero lo veían imposible.

Tú, Yalitza, nos has demostrado que esa palabra imposible no es real. Te veo saltando de Variety a Hollywood Reporter. Ya tu nombre es familiar para Time y The Guardian.

Nos has multiplicado las ganas de triunfar, de vivir nuestro estelar, y lograste que creciera la fe de que todos podemos lograrlo.

Yalitza, tú nos confirmaste que cada sueño tiene el poder de ser único y volverse real.

Que no importa nada.

Ni la raza. Ni la nacionalidad. Ni la belleza. Ni la fama. Ni el dinero. Ni siquiera la experiencia…

Nos confirmaste que el éxito es pícaro y se cuela por donde uno menos espera.

A ti se te coló en el alma, te invitó a bailar la danza de las sorpresas felices y no te quiere soltar.

Esta semana cuando te nominaron al Oscar, al lado de Glenn Close y de Lady Gaga, sentí que hay justicia divina. Que nuestros hijos, al conocer tu historia, encontrarán menos razones para sentir miedo al intentar luchar por lo que sueñan.

Gracias Yalitza por atreverte.

Sin saber. Y yo diría que hasta sin querer.

Leí en el New York Times que sueñas con caminar la alfombra roja y larga de los Oscar con tu mamá, quien al igual que Cleo, tu personaje, ha trabajado como empleada doméstica.

Seguramente tu amigo, el éxito, también se colará en ese sobre y colocará tu nombre como ganador. Y esa noche tu mamá verá como el Oscar también se enamora de ti y hace que el mundo entero te aplauda de pie.

Otra vez gracias, Yalitza.

Sobre la autora

Luz María Doria es inmigrante colombiana, periodista, productora ejecutiva de Despierta América y autora de los libros “La Mujer de mis Sueños” y “Tu Momento Estelar”. Podrán encontrar su columna cada lunes en nuestro diario impreso y en este sitio web.