Domingo 20 de Enero 2019

Conoce los beneficios de la vitamina D para tratar la diabetes

Los alimentos ricos en vitamina D tienen una vinculación con la liberación de insulina
Conoce los beneficios de la vitamina D para tratar la diabetes
Foto: vitamina d

Conocemos los beneficios de la vitamina D sobre los dientes y los huesos del cuerpo humano, pero también hay un efecto de la vitamina D sobre una enfermedad específica, que es la diabetes. Si quieres saber más sobre eso, te recomendamos leer el siguiente artículo.

Beneficios de la vitamina D

La principal función de la vitamina D en el cuerpo humano es su contribución a la absorción del calcio, esencial para el desarrollo de los huesos y de los dientes. Además, la vitamina D puede evitar la aparición de enfermedades tales como la diabetes y la demencia. Es responsable también de lo siguiente:

  • Aumento de la producción de músculos
  • Mejora del equilibrio
  • Fortalecimiento del sistema inmune
  • Mejora de la salud cardiovascular
  • Prevención de ciertos tipos de cáncer
  • Prevención del envejecimiento precoz

¿Qué es la diabetes?

Es una enfermedad crónica que surge cuando el páncreas no puede producir insulina suficiente o cuando el organismo es incapaz de utilizarla adecuadamente. Existen dos tipos principales: tipo 1 y tipo 2.

La diabetes tipo 1 se caracteriza por la producción deficiente de la insulina, por lo que se requiere la administración externa y diaria de esta hormona. No se le conocen causas.

La diabetes tipo 2 representa la mayoría de los casos en el mundo y se relaciona con el peso corporal excesivo y la falta de actividad física.

Incidencia de la Vitamina D en la diabetes

La vitamina D se vincula con la liberación de insulina y la resistencia a esa hormona, por lo que puede tener un efecto sobre la diabetes.

Estudios recientes demuestran que las altas dosis de vitamina D sobre pacientes con diabetes tipo 2 tienen un efecto en el control glucémico. Por otro lado, también se ha detallado que la deficiencia de la vitamina D tiene una vinculación con el desarrollo de la diabetes de tipo 1.

Estos estudios abren la puerta a que la vitamina D pueda cumplir un rol importante en futuros tratamientos contra la enfermedad, aunque lo cierto es que primero deben realizarse más pruebas para confirmar la causalidad.