Jueves 20 de de Junio 2019

Drenaje linfático contra la celulitis

Conoce este beneficio de dicho tratamiento estético
Drenaje linfático contra la celulitis
No solo trae beneficios estéticos, sino también de salud.
Foto: https://www.atrapalo.com/actividades/1-o-3-sesiones-de-drenaje-linfatico-manual_e4787603/

El drenaje linfático manual (o DLM) es una técnica de masoterapia que ofrece incontables beneficios para la salud y belleza del cuerpo.

Como su objetivo primordial es el drenaje de la linfa (y con ella desechos que se producen durante los procesos metabólicos, restos de bacterias, toxinas, etc.), resulta el tratamiento idóneo para paliar los pozos característicos de la Paniculopatía Edemato-Fibro Esclerótica (P.E.F.E.), mejor conocida como celulitis.

Su realización parece sencilla, ya que se basa en suaves maniobras lentas y repetitivas, pero su efectividad es incomparable, siendo aún superior que la presoterapia.

El DLM es imprescindible para paliar las complicaciones estéticas que generan la celulitis, el edema, las varices, y también es esencial para complementar procedimientos de modelación y reducción corporal.

Cabe destacar que el DLM no solo se emplea en solitario, también es completo infaltable de diversos tratamientos de estética como la ultracavitación, recuperación post-operatoria, reducción corporal, etc.

Los resultados del DLM se ven desde la primera sesión, la zona se nota mucho más desinflamada, la circulación de la sangre se normaliza, se reduce el edema y las rojeces, además de una notable minimización de los pozos de la celulitis y eliminación de la sensación de piernas cansadas.

Beneficios del drenaje linfático manual

Las maniobras del DLM imitan los movimientos que naturalmente ayudan a que la linfa circule por el sistema linfático y sea drenada. Se abren los vasos linfáticos y permiten el flujo de la misma.

El DLM ayuda a:

  • Mejorar la circulación sanguínea y linfática
  • Estimula el sistema inmune del cuerpo
  • Relaja intensamente
  • Mejora la vascularización de las fibras musculares, favoreciendo la tonicidad del musculo
  • Reduce edema e hinchazón
  • Elimina toxinas, que son el “alimento” principal de la celulitis
  • Los tejidos reciben mejor aporte de oxígeno y nutrientes
  • Disminuyen las rojeces

El DLM contra la celulitis

El DLM es muy efectivo contra la celulitis debido a que donde ella se encuentra siempre hay un trastorno de la circulación que dificulta el drenaje de la linfa.

Debido a esta obstrucción, la zona se congestiona y los desechos celulares se acumulan en el espacio intercelular afectando principalmente al tejido graso.

El DLM ayuda a eliminar estos residuos y toxinas, descongestionando y suavizando así las irregularidades que se perciben en el exterior de la piel.

El tipo de celulitis que mejor responde al DLM es la blanda, ya que en este caso existe una importante retención y congestión. De igual modo, el resto de las clases de PEFE, también requieren de drenaje de la linfa para mejorar.

Aplicaciones del DLM

El drenaje linfático manual se emplea en casos de:

  • Linfedemas
  • Celulitis
  • Edema post postoperatorio/ traumatismo
  • Afecciones cutáneas como quemaduras, cicatrices queloides, escaras, acné, etc.
  • Estreñimiento
  • Dolores intensos, apoplejía
  • Trastornos de la circulación
  • Aliviar síntomas de resfriados, sinusitis, etc.
  • Combatir el estrés
  • Como complemento de tratamiento de alopecia

Contraindicaciones del DLM

El drenaje linfático manual no debe ser aplicado en caso de:

  • Edemas linfodinámicos por desnutrición
  • Enfermedades renales
  • Alteraciones cardiacas
  • Flebitis, trombosis o tromboflebitis
  • Varices tortuosas y con relieve
  • Crisis asmática
  • Cáncer o pacientes que recientemente han sido sometidos a quimioterapia
  • Procesos infecciosos

Es importante recalcar que el DLM para que sea efectivo y seguro, tiene que ser efectuado por un especialista capacitado, de lo contrario no solo no será efectivo sino que puede ser realmente nocivo para la salud.