Miércoles 20 de Marzo 2019

4 variaciones de la postura del 69 para que no sea “pan con lo mismo”

Dale un twist a la postura por excelencia para practicar el sexo oral
4 variaciones de la postura del 69 para que no sea “pan con lo mismo”
El 69 brinda placer mutuo.
Foto: Shutterstock

El 69 tiene varias ventajas: es una excelente postura para practicar el sexo oral, te permite jugar con el cuerpo de tu pareja y brinda placer recíproco, pues al mismo tiempo que das, recibes.

Sin embargo, si algo debemos evitar en la vida íntima es la rutina sexual. Por eso te sugerimos estas variaciones del 69 para que la próxima vez que la practiques con tu pareja, no sea “pan con lo mismo”.

Variación #1: De costado

Practicar el 69 cuando ambos están acostados de lado puede ser más cómodo y puede darles la oportunidad de experimentar nuevas sensaciones. Sólo colóquense listos para el 69 pero sobre sus costados. En esta variación pueden abrir las piernas, mover las caderas, usar sus manos e incluso experimentar elevando un poco la cabeza o la pelvis. Además es una buena opción para tener sexo sin hacer ruido en Navidad.

Variación #2: Vertical

Aunque puede ser un poco difícil de conseguir al principio, la práctica puede darles la maestría. Para esta variación, él puede hincarse sobre la cama mientras ella apoya los codos y los antebrazos sobre la superficie. Él abraza la cadera de la mujer para elevarla y acercar sus genitales a su boca, mientras ella hace lo mismo de cabeza. Aunque no es una variación para sostenerla mucho tiempo, especialmente para quien está de cabeza, este twist de la postura bien puede usarse como parte del juego previo a la penetración y puede dar a su encuentro sexual sensaciones nuevas e inesperadas.

Variación #3: Puente

Aunque parezca complicada, una vez que encuentren estabilidad mutua esta variación puede ser muy cómoda. Ella, boca arriba, coloca las plantas de los pies sobre la cama o sobre una silla, mientras él, de pie sobre el piso, con las piernas bien firmes, abraza muy bien la cadera de ella. Él acerca sus genitales a la boca de ella, mientras ella se sostiene de la cadera de él; luego él se reclina para alcanzar los genitales de ella sobre el puente que forma el cuerpo de la mujer. Es como hacer el 69 de pie, en lugar de hacerlo sobre la cama.

Aunque esta variación puede restringir el movimiento de ambos, es excitante sentir cómo flotan mientras disfrutan el placer del sexo oral y les permite ejercitar la confianza mutua, pues para lograrla deben apoyarse fuertemente el uno en el otro.

Variación #4: Juguetes

Vibradores pequeños, anillos para el pene, lubricantes de sabores, son algunos de los juguetes sexuales ideales para incluir en esta práctica. Pueden usarlos con sus propias bocas o con las manos, y aunque al incluir el uso de los dedos el 69 se convierte en el 70, 71, 72 y etcétera, no se limiten. Usen juguetes para penetrar, vibradores para incrementar la excitación y sus propias manos para explorar el cuerpo de la pareja. Aprovechen la intimidad y la confianza que genera el 69 en la pareja. Eso sí, al incluir estos elementos, háganlo en el 69 tradicional sobre la cama, para que se concentren en el placer y no en cómo hacer para no caerse.