Lunes 25 de Marzo 2019

¿Cómo cuidar el césped durante el invierno?

Aquí te dejamos los 5 pasos a seguir para que tu jardín luzca perfecto
¿Cómo cuidar el césped durante el invierno?
Si quieres que tu jardín luzca reluciente en primavera, debes comenzar a cuidarlo ahora mismo.
Foto: Shutterstock

Durante los meses de invierno, las temperaturas bajan considerablemente y se deben tomar ciertas medidas para que su césped esté saludable al llegar la primavera. El césped tiene una serie de necesidades especificas, y existen distintas estrategias que se pueden implementar para reducir el impacto de las bajas temperaturas.  A pesar de que durante estos meses el mantenimiento varía, es el momento adecuado para implementar otras medidas que mejoren la calidad del césped para las próximas estaciones 

Existen distintos tipos de césped, y dependiendo de donde se encuentren geográficamente y las condiciones climáticas que afecten esa región, algunos céspedes aguantan mejor el frío del invierno y la nieve. Los tipos de césped que son más resistentes a bajas temperaturas son: Agrostis, Fetusca, Poa, y Lolium Perenne, también conocido como Ray-grass inglés.

Las preferencias individuales también afectan el cuidado del césped; por ejemplo, aquellas personas en clima más caliente se van a enfocar en mantener la grama verde durante el invierno. Mientras, aquellas en zonas más frías, donde cae nieve, se preocupan menos del color y la apariencia del césped y más en su cuidado. Por ejemplo, la zona Noreste del país tiene veranos que tienden a ser cortos e inviernos frígidos de mucha nieve. El Sureste del país se caracterizan por veranos muy calientes y húmedos e inviernos suaves. El Suroeste, está compuesto primordialmente de montañas, la costa, y el desierto. Debido a esto, las temperaturas son extremas tanto en el invierno como en el verano; los veranos en el desierto son extremadamente calientes, mientras que el invierno en los estados montañosos son sumamente fríos. La costa Noroeste, en cambio, es la región con más lluvia. Durante el invierno, hace frío y llueve y durante el verano la temperatura es placentera. Dependiendo de las condiciones climáticas, y las necesidades de cada césped, se van a implementar actividades de mantenimiento distintas.  

“Muchos creen que la mejor época del año para cuidar el césped y los jardines es durante la primavera o el otoño porque durante la primavera, la vegetación se está renovando y empieza a crecer nuevamente, o durante el otoño porque la vegetación está almacenando energía, agua, y nutrientes para el invierno. Sin embargo, es igual de importante cuidar el césped y los jardines durante el invierno y el resto de las estaciones para asegurar que la vegetación se mantenga viva y reciba buena oxigenación durante todo el año”, dijo Ralph Egües, Director Ejecutivo de la Alianza Nacional Hispana de Jardinería y Paisajismo (NHLA, por sus siglos en inglés). 

Lo ideal es prepararse para el invierno y condicionar el césped para los cambios de temperatura que se esperan con antelación. A continuación, podrán ver una lista de algunas medidas rutinarias que pueden implementarse durante los meses más fríos que ayudan a mantener el césped vivo y listo para relucir durante la primavera. 

1. Mantener el césped lo más bajo o corto posible.

Cortar el césped de una manera gradual, empezando durante las épocas de calor, es clave para no debilitar el crecimiento del césped. Así, cuando llegue el invierno, el césped estará a la altura apropiada y no sufrirá mayor impacto cuando llegue el frío. Durante el invierno, si el césped está muy largo, se puede convertir en refugio para roedores y otros animales huyendo del frío que pueden debilitar o dañar el césped. Es importante recalcar que, una vez que el invierno se acerque, se debe reducir la cantidad de veces que se corta el césped porque, al bajar las temperaturas, la velocidad con la cual crece el césped se reduce. 

2. El uso de fertilizantes

Después del verano, en zonas donde llueve poco y las temperaturas son altas, el césped necesita reemplazar los nutrientes perdidos. Es por esto, que el mejor momento para fertilizar el césped y los jardines es cuando las temperaturas empiezan a bajar, independientemente de la cantidad de lluvia. Esto permite que el césped recupere todos los nutrientes perdidos y almacene nuevos nutrientes y energía que posteriormente utilizará durante el invierno. Recuerde, es importante seguir las instrucciones indicadas en el empaque del producto y utilizar la cantidad recomendada. El exceso del uso de fertilizantes puede quemar la grama, e incluso causar el efecto contrario al que se desea. 

3. Limpiar el césped

Durante el otoño, las hojas se caen sobre el césped y los jardines. Es importante remover periódicamente las hojas que cayeron y mantener el espacio despejado. Al dejar las hojas sobre el césped, corres el riesgo que la grama se pudra y el césped crezca desnivelado o se muera para el momento que llegue la primavera. 

4. Evitar el tráfico por las áreas verdes

Ya que el césped es mas frágil durante esta época del año, mantener los caminos peatonales de las casas y las aceras despejadas para caminar y movilizarse evita que los peatones pisen la grama y esta no sufra daños. 

5. Regar el césped con menos frecuencia

Durante el invierno, la nieve o la lluvia mantienen el césped y los jardines húmedos. No es necesario regarlos con la misma regularidad como en otras temporadas del año. Si no llueve o no nieva, es recomendable regar el césped una vez por semana.