Martes 25 de de Junio 2019

Por esas 12 sillas vacías en Acción de Gracias

La tragedia de Thousands Oaks es un nuevo llamado al control de armas
Por esas 12 sillas vacías en Acción de Gracias
Cody Coffman en una foto familiar. (Twitter)

De todas las dolorosas historias que hay detrás de las víctimas del tiroteo de Thousands Oaks hay una que se me quedó grabada en el corazón.

La de Cody Coffman.

Esa mañana escuché que su papá lo buscaba desesperadamente y lo único que había logrado averiguar, gracias a la tecnología, era que su teléfono estaba dentro del bar donde ocurrió la masacre. Pero el teléfono no se movía…
Horas más tarde, el papá de Cody, en medio de una desgarradora declaración, dio a conocer que Cody era una de las víctimas.

Sí, a Jason Coffman le mataron a su Cody.

Lo último que le dijo cuando hablaron por teléfono la noche anterior fue que lo amaba.

Y a mí, Cody se me quedó en el alma porque tiene la misma edad de mi hija, 22 años, y como lo es mi hija, Cody era un joven muy valiente que como todos los jóvenes del mundo estaba lleno de sueños.

Pero por culpa de otro joven a quien la ley le permitió comprar y portar armas, en este Día de Acción de Gracias en la casa de Cody y de 11 familias más habrá 12 sillas vacías.

La mamá de otra de las víctimas, en medio de su desespero y frustración, dijo ante las cámaras que ya no quería más oraciones. Que lo que necesitaba era más control de armas. Su hijo, Telemachus Orfanos, de 27 años sobrevivió a la masacre de Las Vegas el año pasado.

En esta no se salvó.

En el día número 312 de este 2018 ya habían ocurrido 307 masacres en USA. Al paso que vamos, según las estadísticas, los que vivimos en Estados Unidos tenemos más probabilidades de morir en un tiroteo que de una enfermedad.

Sí, necesitamos que cambien las leyes.

Y también necesitamos oraciones.

Por las víctimas y sus familias.

Por los asesinos y sus familias.

Por los enfermos mentales que portan armas.

Y por todos los jóvenes que como Cody, salen a buscar un poco de diversión.

Para que nunca más ninguno se encuentre con la muerte.

Sobre la autora

Luz María Doria es inmigrante colombiana, periodista, productora ejecutiva de Despierta América y autora del libro “La Mujer de mis Sueños”. Podrán encontrar su columna cada lunes en nuestro diario impreso y en este sitio web.