Martes 26 de Marzo 2019

La elegancia de Alexia María llega a Nueva York

Tras conquistar la costa oeste, la diseñadora mexicana abre su primera boutique en la Avenida Madison de Manhattan
La elegancia de Alexia María llega a Nueva York
Foto: Cortesía

Románticos, elegantes y sobre todo muy femeninos, no hay mejor manera de describir los vestidos de Alexia María, una joven diseñadora mexicana quien hace pocas semanas se atrevió a dar uno de los pasos más grandes para muchos en el mundo de la moda: abrir su boutique en la Avenida Madison de Nueva York.

Despues de conquistar la costa oeste del país, desde su primera tienda ubicada en San Diego, California, la creativa se mudó a la capital de la moda con la intención de ofrecerle atención directa a muchas clientas que ya conocían sus creaciones a través de la internet y para, por supuesto, conquistar a quienes aún no han disfrutado de su talento.

La joven diseñadora mexicana se atrevió a dar uno de los pasos más grandes para muchos en el mundo de la moda./Cortesía

“Abrí mi primera tienda hace cuatro años y la página web un año más tarde, por lo que empezamos a tener clientas de Nueva York y de la costa este en general, y nos preguntaban mucho ‘dónde me puedo medir los vestidos’”, cuenta sobre la motivación para abrir su segunda boutique.

La oriunda de Mexicali, Baja California, estudió finanzas pero siempre tuvo la vena creativa (creció viendo a su abuela coser), por lo que luego de terminar la carrera se trasladó a NYC para realizar algunos cursos de diseño en el Fashion Institute of Technology (FIT), lo que la convenció aún más de que lo suyo era la moda.

Pero un vestido en particular se convirtió en el “empujoncito” que le faltaba a la joven de 29 años para decidirse a dejar los números por las telas.

“Para la boda de una amiga dije ‘me voy a diseñar un vestido’, porque tenía algo muy específico en mi cabeza y no lo conseguía en ningún lado”, recuerda. “Y a la hora que me puse el vestido mucha gente me preguntó de dónde era, y fue así como le empecé a diseñar a mis amigas y a mi familia”.

Su habitación, en la casa de sus padres, se convirtió entonces en su estudio, y desde allí atendía a sus cada vez más numerosas clientas. Hasta que el evidente éxito la obligó a abrir esa primera boutique en San Diego.

Elegancia latina

“La mujer quiere verse elegante, por eso me he quedado más en lo clásico”, dice la diseñadora./Cortesía

Al hablar de su estilo, Alexia María se define como una amante de las siluetas muy clásicas, de las líneas muy limpias, de lo que llama en inglés “timeless femininity”, pero con un toque moderno. Se declara además fanática de las películas de los 50’s y de Audrey Hepburn, considerada un ícono de la moda.

“La mujer quiere verse elegante por lo que me he quedado más en lo clásico, en lo sobrio”, dice. “Pero igual me gusta acentuar el cuerpo femenino”.

Sus colores son fuertes y preferiblemente sólidos, a pesar de que para las colecciones primavera-verano se atreve con flores, rayas y lunares. Y si algo se ha convertido en esencia de su marca son los lazos, que desde muy grandes a los más delicados, se pasean por muchas de sus creaciones.

Todos los vestidos están hechos cien por ciento de seda y producidos en cantidades limitadas en San Diego, desde su propia fábrica. Los precios, dependiendo del diseño, oscilan entre los $500 y los $1,500.

Sus diseños son de cortes clásicos y súper femeninos. /Cortesía

“Quiero hacer vestidos elegantes pero que sean ‘comprables’. El vender directamente al consumidor me permite ofrecer un precio más competitivo”, cuenta Alexia.

Y al igual que sus clientas “comunes”, ya son varias las famosas que se han enamorado de sus diseños y no han dudado en lucirlos para importantes eventos. La cantante Gwen Stefanie se puso una falda convertible con un gran lazo para unos Grammys hace dos años; la actriz Abigail Spencer llevó un vestido convertible rojo de Alexia María para unos Critic’s Choices Awards, que fue comentado en Vogue “por su elegancia”; América Ferrera se puso un estraple blanco con lunares negros, también comentado en varias revistas; a quienes se suman Julianne Hough, Hillary Duff, entre otras artistas.

“Se me hace padrísimo que las famosas usen mis diseños, pero a mi me gusta concentrarme en una novia verdadera, en el cortejo, en la cliente real del día a día”, asegura. “No hay como verle mis diseños a la gente común”.

Pero si de escoger a una artista para que lleve uno de sus diseños se trata, Alexia tiene un nombre en mente.

“Se me haría increíble poder vestir a Salma Hayek, porque es paisana y súper reconocida”, dice sin dudar.

Para conocer sus colecciones, puedes visitar la página  https://alexiamaria.com/