Martes 18 de Diciembre 2018

¿Puede un huracán causar partos prematuros?

Ante la previsión de mal clima, tenga todos sus artículos empacados y listos, además de tomar precauciones adicionales
¿Puede un huracán causar partos prematuros?
La tocofobia es el miedo irracional al embarazo y el parto.
Foto: Pexels

Se está analizando la posibilidad de que así sea, dado el caso del Huracán Harvey donde se notificó que el número de partos por las lluvias torrenciales duplicó el promedio de nacimientos.

¿Existe realmente un vínculo entre el clima inclemente y la afluencia de nacimientos? Aunque los datos científicos concretos son escasos, los profesionales médicos han confirmado la misteriosa conexión.

“Después de dar a luz a más de 1,000 bebés como obstetra, puedo decirles que la mayoría de los obstetras han escuchado el dicho de que las tormentas y las lunas llenas a menudo significan un día o una noche de más trabajo, de parto y parto”, contó la Dra. Jennifer Ashton, obstetra en Englewood, Nueva Jersey, a ABC en 2012, cuando el huracán Sandy golpeó el noreste del país.

Se han realizado otras investigaciones para respaldar la teoría. Todo parece indicar que la caída de la presión barométrica que acompaña al clima tormentoso, puede afectar la salud de quienes se encuentran en el área circundante, incluidas las mujeres embarazadas.

Un informe de 1985 en The Journal of Reproductive Medicine documentó un “aumento significativo” en el número de mujeres que rompió aguas “dentro de las tres horas posteriores a una caída en la presión barométrica”.

Más recientemente, un estudio realizado en 2007 en Archives of Gynecology and Obstetrics encontró una “relación causal” entre la disminución de la presión del aire, la ruptura de aguas y el nacimiento de bebés.

“Cuando las tormentas comienzan a gestarse y la presión barométrica cambia, las madres comienzan a aparecer”, dijo Gail Saunders, directora de Servicios para Mujeres del Hospital Memorial Hermann Katy, al Houston Chronicle el sábado.

Otros estudios sugieren que el fenómeno  puede ser producto más del boca a boca que una realidad.

La presión en el aire puede no necesariamente inducir el parto, pero la investigación muestra que los huracanes pueden afectar los embarazos de otras maneras. Como lo descubrió un estudio de 2013 publicado en el Journal of Health Economics, que afirma que puede haber una correlación entre el estrés inducido por el huracán y las complicaciones en el parto cuando se produce un desastre natural.

“Las madres que estaban embarazadas durante un huracán tenían más probabilidades de tener complicaciones durante el parto, y los niños tenían más probabilidades de nacer con condiciones anormales”, dijo Maya Rossin-Slater, una de las autoras del estudio y profesora asistente en el departamento. de Investigación y Política de Salud en la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford.

Eso no quiere decir que siempre haya un enlace entre un huracán y un parto prematuro.

“Los huracanes podrían inducir el parto. El mecanismo no es la presión baja, sino el estrés”, dijo a Glamour Janet Currie, otra de las autoras del estudio y codirectora del Centro de Salud y Bienestar de la Universidad de Princeton. .

En cualquier caso, hay que estar preparada y es conveniente que las futuras mamás tengan empacada una bolsa de hospital ante la posibilidad de que un huracán o una fuerte tormenta se aproxime.