Lunes 24 de Septiembre 2018

El burdel de muñecas sexuales que acaba de cerrar la policía

Había iniciado operaciones apenas el 3 de septiembre pasado
El burdel de muñecas sexuales que acaba de cerrar la policía
Una muñeca sexual realista hecha de silicón.
Foto: Shutterstock

Luego de usar cualquier juguete sexual, es importante limpiarlo y lavarlo a fondo para evitar el contagio de todo tipo de infecciones, más aún cuando el juguete en cuestión es una muñeca sexual, y con mayor razón si ha sido utilizada por diferentes personas en un solo día. Y al parecer esto fue lo que falló en la operación de un burdel que alquilaba muñecas sexuales a sus clientes: la limpieza.

El lugar ofrecía ocho habitaciones equipadas con cama, baño y televisor que transmitía películas pornográficas, además de las muñecas sexuales de silicona, bien realistas, que los clientes utilizaban para su propio placer.

Los clientes de LumiDolls Torino, en Italia, podían  elegir entre siete modelos de muñecas diferentes, con atuendos distintos, color de piel, ojos y cabello diferentes. Incluso podían optar por un muñeco masculino con un pene ajustable cuya longitud varía de las cinco a las siete pulgadas, según el gusto del cliente.

Por un pago de $93, los visitantes del lugar podían usar las muñecas a su antojo por media hora y experimentar con ellas prácticamente todas las posiciones del Kamasutra, según la publicidad del lugar.

Las reservaciones del burdel estaban hasta el tope y sus clientes provenían de diferentes lugares de Italia. Además el lugar estaba cerrado por la noche y aceptaba reservaciones en grupos.

LumiDolls Torino fue allanado por la policía local ante la sospecha de que las muñecas no eran limpiadas a fondo, al menos por dos horas después de cada uso, además de violar la ley de alquileres del país.

Cada muñeca cuesta alrededor de $2,300. En Italia, los burdeles con prostitutas son ilegales. LumiDolls es una compañía que ofrece franquicias de burdeles con muñecas sexuales en ciudades como Moscú y Barcelona.