Miércoles 14 de Noviembre 2018

8 consejos para mejorar tu bienestar físico y mental con poco dinero

Buenas noticias para todos: podemos tener una vida más feliz sin gastar mucho dinero. Te decimos cómo
8 consejos para mejorar tu bienestar físico y mental con poco dinero
Estos pequeños trucos cotidianos pueden ayudarte.
Foto: Getty Images

Un mayor bienestar de mente y cuerpo no tiene por qué requerir de clases de yoga extremadamente caras, costosos suplementos vitamínicos o prohibitivas vacaciones en spas y destinos de ensueño.

Aquí te proponemos algunas medidas simples que puedes adoptar en tu vida cotidiana y que pueden ayudarte a sentirte más tranquilo, cómodo, saludable y feliz.

1. Llena tu casa de plantas

Se ha demostrado que las plantas en la casa ayudan a reducir el nivel de estrés y potencian la felicidad.

Plantas en el interior de una casa frente a una ventana

Getty Images
No tienen por qué ser plantas caras. Mejor aún, pídeles esquejes a tus amigos.

¿Cómo? A un nivel básico, las plantas te facilitan la respiración al aumentar el nivel de oxígeno en tu casa: absorben dióxido de carbono y producen oxígeno.

Además, algunas plantas ayudan a purificar el aire, filtrando químicos dañinos.

Y, por supuesto, los colores de las flores y las hojas de las plantas pueden iluminar una habitación y nuestro propio estado de ánimo.

¿A qué esperas?

2. Mantente hidratado

Estamos hechos de agua: este líquido conforma el 55% del cuerpo de una mujer adulta y el 60% del de un hombre.

La necesitamos para funcionar, así que a nadie sorprenderá que mantenerse hidratado puede mejorar nuestra salud, elevar nuestros niveles de energía y mejorar nuestra capacidad de concentración.

Agua en un vaso

Getty Images
Beber la suficiente cantidad de agua durante el día es una de las mejoras cosas que puedes hacer por tu cuerpo y tu mente.

Si eres de los que no le provoca beber mucha agua, prueba a añadirle un toque de sabor natural con una cuña de limón, una rodaja de pepino o un poco de jengibre.

Y si se te olvida beber agua hay aplicaciones que te lo recuerdan con una notificación en el celular.

3. Cuida el orden de tu casa

El estado de nuestra casa tiene un impacto enorme sobre nuestro estado de ánimo, lo bien que dormimos y sobre nuestros niveles de energía.

Dormitorio con decoración minimalista

Getty Images
Una casa ordenada y en armonía ayuda al bienestar de la mente.

Puedes empezar por el dormitorio: abre las ventanas para que circule aire fresco, deja que entre tanta luz natural y pon orden en los armarios y el espacio bajo la cama.

Si quieres llevarlo al siguiente nivel puedes hojear un libro sobre la antigua tradición china del feng shui, que literalmente significa aire-agua.

Elfeng shui sostiene que la salud y el bienestar se pueden promover examinando cómo la fuerza de la vida, llamada “qi”, fluye a través de un espacio. Incluso si no sientes el “qi” acabarás con una casa más ordenada y mejor distribuida.

4. Reconsidera el color de las paredes

El color de las paredes de tu casa puede tener un impacto enorme sobre tu estado de ánimo.

Salón de pared turquesa

Getty Images
¿Y si le cambias el color a una pared de tu salón?

El verde, que representa a la naturaleza, puede promover el equilibrio, la armonía y la relajación.

El azul es un color que tranquiliza, así que puede funcionar en un dormitorio.

Evita el rojo, que puede contribuir a una respiración más rápida, vinculada a un corazón más acelerado y la hipertensión.

5. Escucha el canto de los pájaros

Puede sonar como algo anecdótico pero una investigación reciente de académicos de la universidad King´s College de Londres mostró que escuchar el canto de los pájaros puede mejorar nuestra sensación de bienestar durante varias horas.

Bluethroat singing in an oilseed rape field.

Getty Images
Si no tienes pájaros cerca, prueba a escuchar una grabación.

Los investigadores les pidieron a los voluntarios que registraran su estado de ánimo en una aplicación mientras caminaban por el paisaje urbano. Los resultados mostraron que la exposición al canto de los pájaros, los árboles y el cielo tenía un impacto positivo que estaba presente varias horas después.

“La exposición a corto plazo a la naturaleza tiene un impacto beneficioso medible sobre nuestro bienestar mental”, según la doctora Andrea Mechelli, del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia de esa universidad.

Si no tienes pájaros a mano, prueba a escuchar una grabación de la naturaleza, con unos buenos auriculares mientras imaginas un paseo por la montaña.

6. Ríe más

Una buena carcajada puede liberar la tensión física de nuestros músculos, mejorar la circulación de la sangre y desencadenar la liberación del óxido nítrico, que potencia el sistema inmune.

Mujer riéndose

Getty Images
Ponte como objetivo al menos una carcajada al día. ¡Y si puedes, más!

Una buena risotada también puede reducir las hormonas del estrés y hacer que se liberen endorfinas, el químico que nos hace sentir bien y actúa como un analgésico natural.

Así que es cierto: las carcajadas pueden ser la mejor de las medicinas y de hecho hay terapias de la risa para mejorar la salud mental.

Pasa tiempo con amigos que te hacen reír, sal a ver comedia, o, si no te sientes muy sociable, puedes ver videos en internet de gatos en monopatines y cosas por el estilo.

7. Aborda el trabajo con mentalidad escandinava

Los países escandinavos -Suecia, Dinamarca, Finlandia, Noruega e Islandia- siempre figuran entre los más felices del mundo.

Y parecen tener en la manga algunos trucos geniales para promover la felicidad y el bienestar en el trabajo.

Bollos suecos de canela y cardamomo

Getty Images
¿A quién no le gustaría un descanso con café y bollitos? Seguro que ayuda a aliviar tensiones en la oficina.

Uno de ellos, sueco, es el hábito conocido como fika, que consiste en un descanso diario de café y torta -preferiblemente casera- con los compañeros de trabajo.

Al parecer, el fika es prácticamente un ritual obligatorio en el trabajo.

¿Por qué no le sugieres lo mismo a tu jefe? Al fin y al cabo, un equipo feliz es un equipo productivo.

8. Duerme más

El descanso es tan importante para nuestra salud mental y física como lo es la dieta o el ejercicio.

Mujer durmiendo

Getty Images
Dormir vale la pena… haz el esfuerzo de descansar.

La falta de descanso puede contribuir a un sistema inmunológico debilitado, niveles más altos de hormonas del estrés, ansiedad y depresión.

A la vez, mientras dormimos es cuando nuestro cuerpo se repara a sí mismo.

Así que esfuérzate por dormir mejor: cuida tu dormitorio para que sea agradable y silencioso, evita hacer comidas pesadas muy tarde, reduce la cafeína en la segunda mitad del día y desconéctate de las pantallas antes de dormir: la luz azul del celular o de la tableta puede hacer que te mantengas en vilo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.