Lunes 24 de Septiembre 2018

Cigarrillos electrónicos: nueva epidemia que ataca a los jóvenes en EEUU

Millones de adolescentes son víctimas de este negocio millonario
Cigarrillos electrónicos: nueva epidemia que ataca a los jóvenes en EEUU
Los cigarrillos electrónicos son populares entre los adolescentes.
Foto: Shutterstock

Los fabricantes hacen sabores y diseños más variados, más extraños y más atractivos para los jóvenes prácticamente cada día. Consumirlos otorga un sentido de pertenencia a un grupo, como en los viejos tiempos del cigarro, cuando fumar se consideraba “chic”.

Se trata de los cigarrillos electrónicos, que la Food and Drug Administration (FDA) calificó como la nueva epidemia que ataca a los jóvenes en Estados Unidos. Su consumo se percibe como “más saludable” que un cigarrillo tradicional -quizá por ello su uso va en aumento-, pero en el fondo, el ingrediente peligroso y adictivo de ambos es el mismo: la nicotina.

“Vemos claras señales de que el uso de cigarrillos electrónicos entre los jóvenes ha alcanzado una proporción epidémica”, explicó Scott Gottlieb, director de la FDA en un comunicado, y subrayó que no se puede permitir “que una nueva generación se vuelva adicta a la nicotina”.

Por ello, la agencia federal anunció diversas medidas para limitar su acceso. Dio 60 días a los cinco principales productores de cigarrillos electrónicos (Juul, Vuse, MarkTen XL, Blu and Logic 60) para que presenten propuestas “sólidas” destinadas a prevenir el consumo de los cigarrillos electrónicos entre jóvenes.

De no concretarse estos planes, la FDA prohibirá la venta de este tipo de cigarrillos, según anunció. De igual manera aseguró que emprenderán acciones dirigidas a impedir la venta de cigarrillos electrónicos a menores de edad en las tiendas.

Según la última encuesta de Consumo Juvenil de Tabaco de 2017, casi el 12 % de los estudiantes de educación secundaria consume cigarrillos electrónicos, más de 2 millones de jóvenes.

Los cigarrillos electrónicos son aparatos que utilizan baterías para calentar nicotina líquida hasta convertirla en vapor inhalable. Algunos de ellos cuentan con sabores especiales para hacer más atractivo su consumo.

Gottlieb insistió en que se han convertido “en una tendencia ubicua y peligrosa entre los adolescentes“, por lo que insistió en que esta “trayectoria de aceleración, y la consiguiente adicción, debe terminar”.

Tras años de sostenida reducción en el consumo de tabaco entre los jóvenes en Estados Unidos, la irrupción de los cigarrillos electrónicos ha provocado un repunte en el consumo y abierto el rango de negocio para la industria tabacalera.

Los datos más recientes apuntan a que el mercado de los cigarrillos electrónicos genera cerca de $2,300 millones al año.

Con información de EFE