¡Niños a la mesa!

Expertas te dicen cómo enseñar buenos modales a tus hijos a la hora de comer
¡Niños a la mesa!

¿Quieres comer en paz y no morir en el intento, ya sea en tu hogar, en casa ajena o en un restaurante? Una experta en etiqueta y una psicóloga educativa te dicen cómo enseñar a tus pequeños buenos modales.

Primero lo primero. Entendamos de manera correcta los términos.

Etiqueta: Normas de comportamiento que derivan de los buenos hábitos desde pequeño y un sentido común práctico, transmitido por los padres y el desenvolvimiento social.

Buenos modales: Conjunto de valores y principios que rigen las normas de comportamiento.

Protocolo: Viene del griego “protocollum”, que significa orden. En el caso de la mesa, sería el acomodo de los cubiertos, cuál de ellos se usa primero, cómo sentarse…

“La etiqueta es adaptarse al momento y a la persona. En el caso de los infantes, hay que adecuar un ambiente para ellos. Si vas a hacer una cena, pon una mesa especial; no puedes esperar que se queden horas sentados, escuchando pláticas de adultos”,explica Lynda Rodríguez, graduada en protocolo internacional

Después, lo segundo… y no menos importante

Primer aspecto que deberás tomar en cuenta es que, de acuerdo a  Rodríguez, a los niños no se les puede exigir que se comportan como adultos en cuanto a etiqueta, pues, antes de los 8 años, no tienen el desarrollo psicomotriz para dominar la cubertería. Pero ¡Ojo! Ello no impide que practiquen en casa.

Lo que sí puede esperarse son buenos modales, resultado de virtudes que los padres hayan inculcado con el ejemplo, como respeto, prudencia, amabilidad, cortesía y consideración.

 Lo recomendable

Es importante explicar el porqué de cada una de las reglas, así los niños sabrán qué hacer y qué no aún cuando nadie los vea. Estas son algunas de las recomendaciones para que le enseñes a tus hijos menores qué sí y qué no hacer en la mesa.

  • Lavarse las manos antes de comer.
  • Dar un trato cortés y delicado a todas las personas, sobre todo, a las de servicio.
  • No empezar hasta que todos los platos se hayan servido.
  • Comer con la boca cerrada.
  • Procurar la comunicación mirándose a los ojos y tener una buena postura.
  • No levantarse de la mesa durante la comida.
  • Utilizar siempre la servilleta.
  • Colocar los brazos arriba de la mesa y evitar apoyar los codos o recargarse en los brazos.
  • No chupar los cubiertos ni jugar con ellos.
  • Cortar la comida en pequeños trozos.
  • No hacer ruido al sorber líquidos ni jugar con el pan.
  • Evitar hablar con comida en la boca.

Predica con el ejemplo

No condiciones, supliques, regañes o les des de comer en la boca. Esto genera malos modales y un ambiente aversivo.

Cocines algo especial para el o la niña. Puedes ser creativo en la manera de ofrecer sus alimentos, pero no hacer un menú diferente al de los demás.

Prendas el televisor u otros aparatos, como dispositivos móviles, lleves juguetes o libros a la mesa.

Según la psicóloga educativa Rosa María Espriu, si la hora de la comida se desarrolla en armonía y con buen trato desde que el niño tiene uso de razón, eso prevalecerá en su convivencia.

Si crees que tus hijos no tienen buenos modales, siempre será buen momento para empezar con un proceso de enseñanza-aprendizaje: dales, poco a poco, normas sencillas para saber qué significa portarse bien.

Espriu sugiere explicarles que cuidar ciertos lineamientos hará que sean mejor aceptados y sientan mayor pertenencia a su entorno.