Lunes 15 de Octubre 2018

La mujer y el cuidado de su salud según la edad

Te decimos qué exámenes preventivos debes realizarte en cada década de la vida a partir de los 20
La mujer y el cuidado de su salud según la edad
En cada década de la vida, la mujer debe estar pendiente y al día con los exámenes médicos preventivos que ayudan a tener una buena salud.
Foto: Shutterstock

Por lo general las mujeres, especialmente si son madres, tienden a estar pendientes del cuidado de la salud de sus seres queridos pero no de la propia.

Es por ello que durante la Semana Nacional de la Salud de la Mujer, que se celebra del 13 al 19 de mayo, la Oficina de Salud de la Mujer (OWH) del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos insta y motiva a todas a tomar una acción activa y consciente del cuidado preventivo de su salud, a partir del inicio de la década de los 20, para gozar el resto de la vida de una buena salud.

Qué se debe hacer en cada década

A grosso modo, estos son los cuidados y exámenes preventivos que toda mujer debe tomar en cuenta en cada etapa:

En los 20’s

Durante esta etapa, a pesar de estar gozando de perfecta salud, la recomendación es tener un chequeo médico preventivo anual, particularmente si se tiene una vida sexual activa.

De tenerla, en estos chequeos se debe pedir al ginecólogo las pruebas que detectan las enfermedades de transmisión sexual y del virus del papiloma humano (VPH), culpable del desarrollo del cáncer del cuello uterino.  Igualmente se debe preguntar sobre los diversos métodos que se tienen para prevenir el embarazo y tener sexo seguro.

En promedio, las mujeres en Estados Unidos contraen matrimonio a los 25 o 26 años, así que resulta importante preguntarle al médico qué tipo de multivitaminas se deben empezar a tomar para preparar el cuerpo para la maternidad, en el caso de desear quedar en embarazo pronto.

En los 30’s

A partir de los 30 años, cuando se está en plena edad reproductiva, conviene empezar —o seguir tomando— multivitamínicos o tan solo el ácido fólico, que previene los defectos del tubo neural, es decir, aquellos problemas que puedan surgir en el cerebro o la médula espinal.

Igualmente, de acuerdo con los nuevos protocolos de la salud femenina, se deben seguir con disciplina las visitas ginecológicas para tener las pruebas del Papanicolaou y la revisión pélvica, así como estar a raya con el auto examen de los senos para detectar cualquier anormalidad que alerte la presencia de cáncer mamario.

En esta década, según el historial médico de la madre, a algunas mujeres se les recomienda tener una mamografía temprana y empezar a tenerla anualmente.

De no tener una rutina de ejercicio, conviene empezarla. Se recomienda tener al menos 30 minutos diarios de actividad física.

En los 40’s

Como a partir de esta década se debe tener una mamografía anual y como el metabolismo se va haciendo más lento, es importante empezar a hacer cambios en la dieta, ingiriendo más alimentos frescos (ricos en antioxidantes y vitaminas), así como proteínas bajas en grasa y preferiblemente provenientes de granos y carnes blancas.

En los años finales de esta década, algunas mujeres empiezan a sentir los síntomas de la premenopausia  y, en algunas, posibles afecciones cardiovasculares. Por ello, es importante escuchar los mensajes de alerta que el cuerpo da y visitar a un cardiólogo, sobre todo, si se tiene un historial familiar de este tipo de afecciones.

En los 50’s y más

  • En promedio, la mayoría de las mujeres inicia la menopausia en esta década, así que es importante hablar con el ginecólogo sobre los diferentes tratamientos que se tiene para reducir los bochornos o sofocos y la resequedad vaginal que puede impedir el goce de una vida sexual plena.
  • A esta edad, es común la incontinencia urinaria, así que deben tratar el tema con su médico para recibir el tratamiento adecuado para su caso.
  • En esta etapa de la vida se recomienda tener una colonoscopía para detectar el cáncer colorrectal. Asimismo, muchas mujeres pueden presentar incontinencia urinaria en distintos grados. No te preocupes, es perfectamente tratable si acudes al especialista.
  • Igualmente, se recomienda tener la prueba de la densitometría ósea que diagnóstica la osteoporosis.  Y para prevenirla se debe subir la dosis de calcio, que debe ser tomado en combinación con vitamina D y magnesio.
  • La actividad física es vital en esta etapa de la vida para mantener la estructura ósea y muscular saludable.
  • Por otro lado, es aconsejable intensificar las actividades intelectuales (leer, aprender un nuevo idioma o tomar clases de cualquier tipo) e inscribirse en los programas de ejercicios del cerebro.
  • A los 50, también son importantes los exámenes rutinarios del control de la presión sanguínea, el colesterol, el azúcar y de cualquier mancha o lunar irregular en la piel.
  • A partir de los 50 o 60, es posible que el médico recomiende recibir anualmente la vacuna contra la influenza, especialmente si se sufre de una enfermedad crónica o se tiene comprometido el sistema inmune por alguna afección.
  • Después de los 65, a algunas se les recomendará recibir las vacunas contra la culebrilla (shingles) y la del neumococo, para evitar enfermedades como la neumonía y la meningitis.
  • El sedentarismo se debe evitar aún más a partir de la década de los 50 para prevenir los problemas cardiovasculares, de obesidad y movilidad.