Domingo 19 de Agosto 2018

La importancia del sueño para las mujeres

Experto habla sobre cuántas horas deben dormir las féminas y qué tienen que hacer si se les dificulta lograrlas

Muchas mujeres no le dan la importancia debida a sus horas de sueño por estar sumidas por completo en el reto diario de cumplir con todos sus compromisos familiares, laborales y sociales.

Esta acción pone en peligro su salud, ya que de acuerdo con el Dr. Michael Twery, director del Centro Nacional de Investigación de Trastornos del Sueño en el National Heart, Lung and Blood Institute (NHLBI), el no dormir lo suficiente se asocia con enfermedades como la diabetes, la depresión, la obesidad y las enfermedades del corazón.

“Dormir vale la pena, hay que priorizar… Las horas de sueño requeridas son una obligación, no una opción”, dice el experto en una entrevista reciente con el portal educativo de la Oficina de Salud de la Mujer del Departamento de Salud de Estados Unidos, en la que habla sobre el porqué el sueño es importante, cuántas horas de éste se necesitan y qué se debe saber sobre sus trastornos.

Las horas de sueño requeridas

De acuerdo con el Dr. Twery, las mujeres y todos los adultos necesitan un horario regular de siete a ocho horas de sueño cada noche, y éste debe ser de calidad. Es decir, profundo y sin interrupciones.

“Los científicos han descubierto que si bien es cierto muchas personas pueden sentirse descansadas tras pocas horas de sueño, el dormir por periodos de tiempo más cortos o seguir un horario de sueño irregular no ayuda a que sus órganos trabajen conjuntamente de la mejor manera posible”, resalta. “Las horas y la calidad del sueño contribuyen a una mejor salud y bienestar. No dormir lo suficiente se asocia con enfermedades como la diabetes, la depresión, la obesidad y las enfermedades cardíacas”.

Recientes estudios también han revelado que el sueño juega un papel en la salud de casi todas las células y órganos del cuerpo.

“La falta frecuente de sueño puede afectar nuestra capacidad de combatir algunas infecciones, hacer frente al estrés y regular el metabolismo. El sueño también contribuye en la salud del cerebro al dar forma a los recuerdos y restaurar la energía emocional que puede influir en las relaciones y la motivación”, especifica Dr. Twery. “Las investigaciones actuales están también explorando si la falta frecuente de sueño podría estar involucrada en trastornos cerebrales relacionados con el estrés o la pérdida de la memoria”.

El promedio saludable de las horas de sueño no cambia con el paso de la edad, pero lo que sí cambia —apunta el galeno— es la capacidad que cada mujer tiene (a un nivel muy personal) para encontrar el tiempo idóneo para dormir frente a las horas del día que dedica al cuidado de su familia y responsabilidades laborales.

Los trastornos del sueño y sus llamados de alerta

Muchas mujeres que experimentan algún de los tipos de trastornos del sueño no se dan cuenta de ello y no buscan ayuda a tiempo, poniendo en peligro su salud.

Es así que, para educarlas, el profesional de la salud explica a continuación algunos de los síntomas que dan el llamado de alerta.

“Si sienten que la somnolencia diurna excesiva interfiere con sus actividades diurnas a pesar de dormir lo suficiente, deben  considerar hablar de sus síntomas con sus médicos”, dice el experto. “Sugiero que lleven un diario sobre su sueño, en el que deben anotar a qué hora se van a la cama a dormir, cuántas veces se despiertan en la noche, a qué hora se levantan, qué medicamentos toman y si ingieren bebidas alcohólicas o fuman. Esto puede proporcionar a sus médicos las pistas para comprender qué les está sucediendo y cómo ayudarlas”.

Otros síntomas para anotar en el diario de sueño son los siguientes: la dificultad para quedarse dormidas; el sentirse despierta pero incapaz de moverse; las pesadillas que despiertan y el despertarse en plena  noche debido a sensaciones de picazón, ronquidos fuertes o dificultad para respirar.

Ser evaluada por problemas de sueño puede ser especialmente importante si se sufre de presión arterial alta o diabetes o si se es una persona a riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular”, resalta el Dr. Twery. “Además es importante informe al médico si se tienen familiares a quienes se les ha diagnosticado algún trastorno del sueño”.

Hábitos que pueden ayudan a consolidar el sueño

Para un buen dormir, el profesional de la salud dice que se pueden adoptar los siguientes hábitos :

  • No tomar bebidas alcohólicas ni con cafeína cinco horas antes de ir a la cama.
  • No ver televisión, leer, usar el teléfono celular o iPad para enviar mensajes de texto cuando ya se está dentro de la cama listo para dormir.
  • Adoptar la costumbre de irse a dormir a la misma hora todas las noches.
  • Planificar las actividades del día de tal manera que no resten tiempo a la hora que se debe estar en la cama para dormir las siete horas diarias.
  • Tomar una ducha o tina de agua tibia todas las noches. Esto puede ayudar al cuerpo para estar listo para dormir.
  • Llevar una dieta saludable y hacer ejercicio.