Domingo 19 de Mayo 2019

¿Qué hacer con la comida en el refrigerador cuando se va la luz?

Los alimentos almacenados en refrigeradores y congeladores pueden volverse peligrosos para el consumo
¿Qué hacer con la comida en el refrigerador cuando se va la luz?
Agrupa los alimentos, tanto en el refrigerador como en el congelador. Esto ayudará a mantenerlos fríos por más tiempo.
Foto: Shutterstock

Ante la falta de electricidad, los alimentos almacenados en refrigeradores y congeladores pueden volverse peligrosos para el consumo. Las bacterias crecen rápidamente en los alimentos a temperaturas entre 40 y 140 °F y las personas podrían enfermarse a consumirlos.

Es por esto que Janice López, especialista de asuntos públicos en el Servicio de Inocuidad e Inspección de Alimentos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA-FSIS) ofrece las siguientes recomendaciones para tomar en cuenta cuando se va la luz.

Mantenga un termómetro de enseres electrodomésticos tanto en el refrigerador como en el congelador. Asegúrese que la temperatura del refrigerador esté a 40 ºF (4.4 ºC) o menos y la del congelador esté a 0 ºF (-17.8 ºC) o menos.

Agrupe los alimentos, tanto en el refrigerador como en el congelador. Esto ayudará a mantenerlos fríos por más tiempo.

Mantenga el congelador lleno. Llene los espacios vacíos con envases plásticos llenos con agua, bolsas de hielo o paquetes de gel congelados.

Congele alimentos refrigerados que no vaya a utilizar de inmediato, tales como sobrantes, leche y carnes y aves crudas. Esto ayudará a mantenerlos a una temperatura adecuada por más tiempo.

Tenga disponible una neverita portátil grande con material aislante y paquetes de gel congelados. Los alimentos perecederos pueden estar inocuos en el refrigerador por solo 4 horas.

Averigüe dónde puede comprar hielo seco o en bloque.

Cuando se va la luz

Mantenga cerradas las puertas del refrigerador y el congelador.

El refrigerador puede mantener los alimentos inocuos hasta 4 horas. Si la pérdida de electricidad se extiende, usted puede transferir los alimentos a una nevera portátil llena con hielo o paquetes de gel congelados. Asegúrese que haya suficiente hielo para mantener los alimentos en la nevera portátil a 40ºF (4.4 ºC) ó menos. Añada más hielo a la neverita conforme éste se vaya derritiendo.

Un congelador lleno a capacidad puede retener la temperatura por aproximadamente 48 horas (24 horas si está a medio llenar).

Obtenga hielo seco o un bloque de hielo si la pérdida de electricidad durará por un tiempo prolongado. Cincuenta libras de hielo seco pueden sustentar por 2 días un congelador de 18 pies cúbicos. ( Precaución: No toque el hielo seco directamente con las manos, sin protección, ni lo coloque en contacto directo con los alimentos).

En los congeladores, los alimentos que estuvieron guardados en la parte del frente, en la puerta o en empaques pequeños o angostos se descongelarán más rápidamente que aquellos de mayor tamaño, gruesos o que estuvieron guardados en la parte más baja de la unidad.

Durante una tormenta de nieve, no coloque los alimentos perecederos afuera en la nieve. Las temperaturas exteriores están sujetas a cambios y podrían exponer los alimentos a condiciones antihigiénicas y a animales. En cambio, haga hielo. Llene con agua cubos, envases de leche vacíos y latas vacías, y déjelos congelar afuera. Utilice el hielo producido en el hogar para el refrigerador, congelador o neveras portátiles.

Después de la pérdida de energía eléctrica

Nunca pruebe los alimentos para determinar si están sanos.

¡Si tiene duda, tírelo a la basura!