Viernes 14 de Diciembre 2018

El acoso sexual en el trabajo durante la era del #MeToo

Encuesta revela que muchos estadounidenses ven nuevas dificultades para los hombres en cuanto a su interacción con las mujeres en los lugares laborales y poco efecto en las oportunidades de carrera para las féminas
El acoso sexual en el trabajo durante la era del #MeToo
El 59% de las mujeres y el 27% de los hombres que fueron encuestados dicen haber sido víctimas de avances sexuales no deseados o acoso verbal o físico de naturaleza sexual, ya sea dentro o fuera del contexto laboral.
Foto: Shutterstock

Las recientes denuncias contra reconocidas personalidades en las áreas del entretenimiento, la política, los medios de comunicación y otras industrias laborales han motivado una mayor atención al tema del acoso y la agresión sexual, planteado a la vez ciertas preguntas sobre el tratamiento hacia los acusados ​​y los acusadores y lo que les espera a los hombres y las mujeres en los lugares de trabajo.

Una nueva encuesta del Centro de Investigación Pew (PRC), cuyos resultados se dieron a conocer a principios de este mes, revela que cuando se trata del tema del acoso sexual en el lugar de trabajo un mayor número de estadounidenses piensa que los hombres se salen con la suya y a las mujeres que acusan no se les cree.

También consideran que estos dos problemas son similares a los casos de los empleadores que despiden a los hombres que son acusados antes de descubrir todos los hechos o el de las mujeres que hacen acusaciones falsas.

Igualmente el estudio muestra que si bien estas actitudes difieren un tanto por género, varían más dramáticamente entre demócratas y republicanos.

Para la encuesta que se realizó en línea a nivel nacional, entre el 26 de febrero y el 11 de marzo de 2018, utilizando el American Trends Panel (ATP) del Pew Research Center, se uso una muestra de 6,251 adultos.

Nuevos desafíos

  • El estudio también revela que muchos estadounidenses también piensan que el mayor enfoque que se le está dando al acoso y la agresión sexual plantea nuevos desafíos para los hombres en cuanto a cómo interaccionarse con las mujeres en el área de trabajo.
  • Aproximadamente la mitad (51%) considera que los recientes casos han hecho mucho más difícil que los hombres sepan cómo interactuar con las mujeres en el lugar de trabajo. Mientras que el 12% dice que lo ha facilitado y  un 36% considera que no ha marcado mucha diferencia.
  • Al mismo tiempo, los estadounidenses ven pocas ventajas para las oportunidades laborales de las mujeres como resultado del mayor enfoque en el acoso y la agresión sexual.
  • Solo el 28% dice que generará más oportunidades para las féminas en el lugar de trabajo a largo plazo, mientras que una proporción algo menor (20%) considera que generará menos oportunidades y el 51% dice que no marcará una gran diferencia.
  • La encuesta también revela que el 59% de las mujeres y el 27% de los hombres dicen haber sido víctimas de avances sexuales no deseados o acoso verbal o físico de naturaleza sexual, ya sea dentro o fuera del contexto laboral.
  • Entre las mujeres que dicen haber sido acosadas sexualmente, más de la mitad (55%) asegura que este tipo de acoso sucede tanto dentro como fuera del trabajo.

Las grandes preocupaciones

Los encuestados también dejan ver grandes lagunas partidistas en las preocupaciones acerca de que los hombres se salgan con la suya con el acoso sexual y que a las mujeres no se les crea.

De acuerdo con los analistas de la encuesta, a la pregunta sobre el acoso sexual y la agresión sexual en el lugar de trabajo hoy en día, la mitad de los estadounidenses piensa que es un problema importante el que los hombres se salgan con la suya ante este tipo de comportamiento.

  • Del mismo modo, el 46% considera que es un problema importante que a las mujeres no se les cree cuando afirman haber sufrido hostigamiento o acoso sexual.
  • Una porción más pequeñas considera que los despidos prematuros (34%) y los reclamos falsos de acoso o agresión sexual (31%) son problemas importantes.
  • La encuesta igualmente revela que, en general, las mujeres (52%) son más propensas que los hombres (39%) a preocuparse a cerca de que el acoso sexual quede impune y no se le crea a las víctimas. Y que el 55% de las mujeres piensa que es un gran problema que los hombres se salgan con la suya  y el 44% de los hombres dice lo mismo.
  • Interesantemente, la encuentra muestra que tanto hombres y mujeres expresan niveles similares de preocupación acerca de los empleadores que despiden a los hombres que han sido acusados ​​de acoso sexual antes de conocer todos los hechos y sobre las mujeres que hacen afirmaciones falsas de acoso sexual.
  • Los resultados del estudio señalan que las preocupaciones sobre el acoso sexual en el lugar de trabajo varían aún más a lo largo de las líneas partidistas cuando se trata de que los hombres se salgan con la suya y que a las mujeres no se les crea.
  • Aproximadamente seis de cada diez demócratas y demócratas independientes dicen que el hecho de que los hombres se salven de las acusaciones del acoso sexual (62%) y que a las mujeres no se les crea cuando afirman haberlo experimentado (60%) son problemas importantes.
  • Por el contrario, solo el 33% de los republicanos y republicanos independientes consideran como problema importante el hecho de que los hombres se salen con la suya y un 28% dice lo mismo en cuanto a que no se le crea a las mujeres que denuncian los acosos.

Debido a que las respuestas de los encuestados dejaron ver una brecha amplia de género existente dentro de cada coalición partidista, el estudio deja a las mujeres demócratas como las más preocupadas y a los hombres republicanos como lo menos en cuanto a la dos preguntas (de que si son problemas importantes que los hombres se salgan con la suya y que a las mujeres no se les crea).

  • Por ejemplo, el 63% de las mujeres demócratas y el 56% de los hombres demócratas dicen que es un problema importante que a las mujeres no se les crea; mientras que solo el 34% de las mujeres republicanas y el 21% de los hombres republicanos dicen lo mismo.