Domingo 16 de Diciembre 2018

Enero, el mes con mayor número de divorcios

Expertos explican por qué ocurre esto y qué hacer durante el proceso de la separación
Enero, el mes con mayor número de divorcios
Los estudios revelan que enero es el mes donde se da el mayor número de solicitudes de divorcios.
Foto: Shutterstock

Según los tribunales, enero es el mes en que se presentan el mayor número de divorcios. ¿A qué se debe esto?

El Dr. Barton Goldsmith, psicoterapista de profesión y reconocido conferencista en el tema de consejería matrimonial, dice que esto podría obedecer “al deseo de la gente de tener un nuevo comienzo en el nuevo año”,  tras haberse terminado la temporada festiva y vacacional.

“Algunas parejas que han planeado separarse eligen evitar interrumpir [la vida] a sus familias durante las vacaciones. Otros pudieron estar esperando que su situación o las conductas de su pareja cambiaran, pero ante ningún cambio optan por la disolución”, ahonda el experto.

La Dra. Rebecca Petersons, psicoterapeuta de familias, parejas e individuos, está de acuerdo con lo dicho por Goldsmith.

“Generalmente, después de evaluar su relación en el año que se va y lo que se desea para el nuevo año, muchas personas terminan poniendo fin a su matrimonio, porque quiren darle a su vida una nuevo inicio sin peleas, discusiones, infidelidades, etc.”, detalla la psicóloga, basada en Sherman Oaks, California.

Este común denominador lo han evidenciado muy bien  compañías como Fairway Divorce Solutions (empresa canadiense especializada en divorcios) y varios estudios realizados por los sitios en línea para la busca de un abogado especializado asuntos familiares, que muestran que el mayor número de búsquedas en Internet sobre divorcios se produce el día después de Navidad,  extendiéndose hasta marzo y siendo enero el mes con mayor número de solicitudes de divorcio.

Un estudio realizado por FindLaw.com (un servicio online de búsqueda de abogados) hace un par de años encontró que enero alcanzó el punto más alto en cuanto a las solicitudes de divorcios presentadas en Estados Unidos entre 2008 y 2011, seguido por un aumento y punto máximo a finales de marzo.

Y es que como asegura  la Dra. Peterson, a las parejas con hijos que tienen problemas en su relación y que vienen tratando de arreglarlos sin éxito, les cuesta algunas veces encontrar el momento adecuado para solicitar el divorcio y ven el inicio del nuevo año como el tiempo ideal tras haber hecho su lista de sus nuevos propósitos.

Otro factor que puede influir en la selección de enero para la solicitud del divorcio es el asunto del pago de los impuestos, ya que las personas afectadas prefieren pagarle al Tío Sam lo que le corresponde por sus entradas a solas.

Qué hacer durante el proceso

Todo divorcio es doloroso y mucho más traumático cuando hay hijos pequeños de por medio. Si este es el caso, el Dr. Goldsmith aconseja darles la noticia a los menores de la forma más paulatina y cariñosa.

“Una buena formar para comenzar a hablar con los hijos es decirles que ellos no tienen la culpa y que papá y mamá siempre estarán allí para ellos y, en todos los sentidos, los amarán”, explica el experto.

También se recomienda que ambos cónyuges hagan todo lo que esté a su alcance para que sus retoños se sientan seguros acerca de que sus vidas no cambiarán, a pesar de que papá y mamá ya no vivirán bajo un mismo techo.

“Si el niño comienza a comportarse mal y su rendimiento académico baja, es importante llevarlo a una sesión de consejería para una evaluación”, asegura el Dr. Goldsmith . “Algunos niños tienden a no mostrar ningún signo de sus luchas internas y, si este es el caso, se debe hablar con ellos sobre cómo se sienten ante la situación y cómo pueden lidiar con los cambios”.

En cuanto a los adultos afectados, el profesional de la salud mental dice que es importante que hagan un plan de vida para cuidarse y no permitir que su satisfacción general con la vida disminuya.

“El aislamiento no es el mejor amigo [de quienes están en proceso de divorcio o se han divorciado], como tampoco el estar saliendo [con otras personas de inmediato] para tratar de alejarse del dolor. Si se decide salir con otra persona, es importante ir despacio”, resalta el experto. “Hay que recordar también  que si se lleva a alguien a casa y los hijos están allí, ellos se pueden sentir incómodos”.