Sábado 16 de Diciembre 2017

Toque rojo a la Navidad

Su color y sabor hace de los arándanos el ingrediente perfecto para preparar una gran diversidad de platillos y postres esta temporada

Guía de Regalos

Toque rojo a la Navidad

Su sabor agridulce lo hace un favorito de niños y adultos por igual y, aunque son pequeños, las posibilidades de incluir arándanos en platos principales, complementos o postres son ilimitadas.

La Navidad y la época invernal los hacen uno de sus protagonistas, ya que se cosechan en los dos meses previos, y pueden almacenarse frescos o deshidratados durante más de un año en las condiciones adecuadas.

“Pueden consumirse como una merienda saludable, emplearse en una gran variedad de recetas o agregarse a productos industrializados”, menciona la nutrióloga Esther Schiffman. “Las salsas, jaleas y polvos de arándano pueden usarse para preparar una gran diversidad de platillos y postres con un toque saludable, un color atractivo y un delicioso sabor”.

Conocido científicamente como vaccinium macrocarpon y nativo de Estados Unidos, el arándano es una mora de color rojo intenso que se da en suelos arenosos, con abundante agua y clima ideal.

“Se cosechan cuando están rojos y maduros, hacia septiembre y octubre, cuando han alcanzado ese sabor característico, entre dulce y ácido, que ninguna otra fruta tiene”, explica Schiffman.”Son seleccionados y clasificados en base a su color y su capacidad de rebote, por lo que se les conoce como ‘bounce berries’ (moras que rebotan)”.

Empacados al vacío, enlatados o congelados, son ideales para aprovechar en esta época, pero también pueden preservarse para disfrutar de ellos todo el año.

Pavo ahumado con glaseado de arándano y chipotle

Rinde: 10 a 12 porciones

Ingredientes:

2 tazas agua
1 taza de arándanos deshidratados
1 y media tazas de azúcar
1 cucharada de chipotles adobados
1 pavo ahumado de 6 kilos
Sal y pimienta al gusto
100 gramos de mantequilla en cubitos

Preparación:
En un tazón, poner el agua y los arándanos e hidratar por media hora. Posteriormente licuar con el agua donde se hidrataron, azúcar y chile.
Enjuagar, escurrir y secar bien con papel absorbente el pavo; y colocar en una charola para horno. Salpimientarlo por dentro y por fuera.
Distribuir la mitad de los cubitos de mantequilla dentro del pavo. Untarlo perfectamente con la mezcla de arándano y repartir la mantequilla restante encima.
Cubrir el pavo con papel aluminio y hornear a 180 grados centígrados por media hora; retirar el papel y hornear por 10 minutos más. Rebanar y servir con los jugos que soltó.

Hojaldre de pechuga de pavo y arándano

Rinde: 6 a 8 porciones

Ingredientes:

2 dientes de ajo picados
1/4 de taza de cebolla picada
1 cucharada de aceite de oliva
2 cucharadas de mantequilla
1/2 taza de nueces picadas
1 y 1/2 cucharadas de tomillo picado
1/2 taza de arándanos deshidratados
Sal y pimienta al gusto
2 tazas de pan molido
Caldo de pollo (el necesario)
Para el hojaldre:
300 gramos de pasta de hojaldre
1 kilo pechuga de pavo sin hueso
1 huevo batido

Preparación:
En una sartén, freír el ajo y la cebolla con el aceite de oliva y la mantequilla. Agregar el pan molido y dejar dorar ligeramente. Añadir nueces, tomillo, arándanos y salpimentar. Incorporar el pan molido, verter unas cucharadas de caldo de pollo, sólo lo necesario para que la mezcla se humedezca y se forme una masa.
Estirar la pasta de hojaldre a medio centímetro de espesor y lo suficiente para que la pechuga quepa en el centro y la pasta la cubra por completo. Extender los sobrantes de la pasta hasta que quede muy delgada, reservar.
En el centro de la pasta, colocar la masa de pan molido y extender.
Colocar encima la pechuga de pavo; untar las orillas de la pasta de hojaldre con huevo, cubrir perfectamente la pechuga con la pasta y presionar las orillas para que quede bien sellada.
Refrigerar en una charola para horno por 20 minutos. Mientras tanto, precalentar el horno a 200 grados centígrados.
Hornear por 20 minutos; bajar la temperatura a 180 grados y hornear por 40 minutos más. Retirar del horno y reposar 10 minutos. Rebanar y servir.

Magdalenas de arándanos y pesto

Rinde: 12 porciones

Ingredientes:

300 gramos de harina
2 cucharaditas de levadura
2 huevos
125 mililitros de aceite de oliva
250 gramos de queso ricotta
50 mililitros de leche
Sal y pimienta al gusto
50 gramos de salami especiado o pepperoni
125 gramos de arándanos secos
50 gramos de pesto de albahaca
50 gramos de pesto rojo

Adicional:
12 moldes de papel
Hojas de albahaca para decorar

Preparación:
Mezclar la harina con la levadura. Por separado, mezclar los huevos con el aceite de oliva, el queso ricotta y la leche. Sazonar al gusto con sal y pimienta. Combinar las dos mezclas. Cortar 12 rodajas finas del salami o pepperoni y reservar. Cortar en dados el resto del salami o pepperoni y añadirlo a la masa junto con los arándanos.
Dividir la masa en dos partes. Añadir el pesto de albahaca a una y el pesto rojo a la otra.
Colocar los moldes de papel en un molde para magdalenas de silicona, metálico u de otro material para el horno. Verter la masa en ellos y colocar una rodaja de salami sobre cada uno. Hornear a 175 grados centígrados de 25 a 30 minutos. Decorar con hojas de albahaca si se desea.