Jueves 14 de Diciembre 2017

Gracias, muchas gracias, María Elena

Este 8 de diciembre la presentadora dice adiós al Noticiero de Univision

Guía de Regalos

Gracias, muchas gracias, María Elena
María Elena Salinas está por cerrar un capítulo en su vida profesional.
Foto: Gustavo Caballero / Getty Images

El lunes 11 de diciembre María Elena Salinas verá por primera vez el Noticiero Univision como cualquier otro televidente. Y seguramente el viernes 8, su último día presentándolo al lado de Jorge Ramos, volverá a hacer lo único que no le gusta hacer en televisión, pero que ha hecho mucho durante estas últimas dos semanas: llorar al frente de las cámaras.

Las mismas cámaras a las que les tenía miedo hace 37 años y que luego se volvieron sus cómplices para que de lunes a viernes pudiera entrar a los hogares de los hispanos de USA cumpliendo su gran misión: empoderarlos con la información.

María Elena nos enseñó a los inmigrantes que los sueños se cumplen. Aquella chica que a los 14 años trabajaba cortando hilos en California, hija de una costurera y un ex sacerdote, se convirtió en la primera dama de las noticias. Y aunque estudió mercadotecnia, y quería ser bailarina y diseñadora, logró recibir 5 veces el Premio a la Trayectoria Periodística.

Hoy se nota que ya no hay muchos miedos en su vida. El pasado viernes, cuando la recibimos en Despierta América para despedirla, contó emocionada que tiene muchos sueños por cumplir, que quiere seguir aprendiendo, y que nunca, nunca, dejará de trabajar para su comunidad, que es exactamente que ha hecho durante más de tres décadas sin detenerse a mirar la tremenda huella que estaba dejando en ella.

El viernes, cuando Karla Martínez le preguntó a María Elena cuál sería esa noticia que quisiera dar antes del 8 de diciembre, le contestó muy segura:

“Una reforma migratoria. Que se reconozca la contribución de los hispanos en Estados Unidos”.

Una dreamer la estaba escuchando mientras lloraba emocionada. Sarahi Espinoza, de 28 años, creadora del Dreamers Road Map, la aplicación que ayuda a los estudiantes indocumentados a conseguir becas para ir a la Universidad, cumplió ese día su sueño de conocer a María Elena.

“Gracias por servirnos de ejemplo a tantas jóvenes”, le dijo entre lágrimas. “Por abogar por nosotros los Dreamers. Tú nunca olvidaste de dónde venías. Quiero ser como tu”.

María Elena, otra vez haciendo lo único que no le gusta hacer en televisión, la abrazó llorando agradecida.
Ese abrazo que le dio a Sarahí será el mismo abrazo que el 8 de diciembre a las 7 de la noche cuando termine su último Noticiero en Univision, le queremos dar a ella todos los hispanos.

Ese día, estoy segura de que no habrá un solo televidente hispano que no mire a la pantalla de Univision diciendo: “Gracias, muchas gracias, María Elena”.