Miércoles 13 de Diciembre 2017

Un pavo libre de bacterias

Consejos de la USDA para un Día de Acción de Gracias libre de incidentes alimenticios

Guía de Regalos

Un pavo libre de bacterias
El USDA recomienda cocinar el relleno por separado./Shutterstock

En el Día de Acción de Gracias se consumen más de 46 millones de pavos, acompañados por una lista interminable de platos y postres para acompañar. Esta cena es por mucho, la más grande y estresante que muchos consumidores preparan en todo el año, dejando espacio para errores que pueden enfermar a los invitados. 

Por tal, el Servicio de Inocuidad e Inspección de Alimentos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA-FSIS, por sus siglas en inglés) tiene consejos y recursos disponibles para hacer de este día, uno seguro y libre de estrés.

 “El pavo así como otras carnes y aves podrían contener salmonella y campylobacter que tienen la capacidad de causar enfermedades transmitidas por los alimentos”, dice el administrador interino de FSIS Paul Kiecker.  “Al manipular y cocinar su pavo de manera apropiada, usted puede evitar estos patógenos peligrosos y asegurar que su familia tenga una fiesta de Acción de Gracias segura y salubre”.

 Comience por los siguientes cinco pasos:

Lave sus manos, no su pavo

Lavarse las manos antes de cocinar es la manera más simple para detener la propagación de bacterias, mientras, que lavando su pavo es la manera más fácil de propagar bacterias en toda su cocina.

De acuerdo con la Encuesta de Seguridad Alimentaria 2016 de la Agencia Federal de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), 68 por ciento de los consumidores lavan aves en el fregadero de la cocina, lo cual no es recomendado por USDA.  Los estudios de investigación demuestran que lavar las carnes y las aves puede salpicar bacterias alrededor de su cocina hasta tres pies, contaminando los mostradores de cocina, toallas y otros alimentos.  Lavar no remueve bacterias del ave.  Solo cocinar el pavo a la temperatura interna correcta asegura matar todas las bacterias.

La excepción a esta norma es marinar en agua salada.  Cuando esté lavando el pavo para remover la marinada de agua salada, asegúrese de remover todos los otros alimentos u objetos del fregadero, coloque papel toalla en toda el área y utilice una corriente de agua lenta para evitar que salpique.

Rellenar o no rellenar

Para una seguridad alimentaria óptima, no rellene el pavo.  Aun cuando el pavo está cocido a la temperatura interna correcta, el relleno adentro podría no haber alcanzado la temperatura lo suficientemente alta para matar las bacterias.  Es mejor cocinar el relleno en un plato separado.

Mida la temperatura del ave

Aunque hay varias formas de cocinar un pavo, la única forma de evitar intoxicaciones alimentarias es asegurándose de que está cocido a la temperatura interna correcta medida por el termómetro de alimentos.  Mida la temperatura del ave en tres áreas- en la parte más gruesa de la pechuga, en la parte más profunda del ala y en la parte más profunda del muslo- asegúrese que en estas tres partes alcance 165 °F.  Si una de estas partes no registra alcanzar 165 °F, entonces continúe cocinando hasta que estas tres partes alcancen la temperatura interna correcta.

Siga la ‘Regla de las dos horas’

Los alimentos perecederos no deben permanecer en la mesa o en los mostradores por más de dos horas. Después de dos horas, los alimentos caen en la Zona de Peligro, temperaturas entre 40-140 °F, donde las bacterias pueden crecer y multiplicarse rápidamente.  Si esos alimentos son consumidos, sus invitados pueden enfermarse.  Corte el pavo en porciones más pequeñas y refrigérelo con otros alimentos perecederos, como papas, aderezo y vegetales.  Los sobrantes de alimento deben permanecer seguros en el refrigerador por cuatro días.

Si tiene dudas acerca de su cena de Acción de Gracias, llame a la Línea de Información Sobre Carnes y Aves del USDA al 1-888-MPHotline (1-888-674-6854) para hablar con un experto en seguridad alimentaria.  Usted también puede charlar en vivo en PregunteleaKaren.gov<http://pregunteleakaren.gov/>, disponible de lunes a viernes desde las  10 a.m. a 6 p.m. ET, en inglés y español.