Lunes 20 de Noviembre 2017

Los productos de belleza pueden plantear riesgos de salud a las mujeres de color, advierten investigadores

Esto es lo que tienes que saber para mantenerte a salvo
Los productos de belleza pueden plantear riesgos de salud a las mujeres de color, advierten investigadores
Algunos químicos de los tintes están relacionados con el cáncer.
Foto: Shutterstock

No faltan en el mercado productos cuyos fabricantes prometen desrizar el cabello y aclarar la piel; y muchos están comercializados específicamente para mujeres de color.

De acuerdo con Ami R. Zota, asistente de profesor de salud ambiental y ocupacional en el Instituto Milken de la Escuela de Salud Pública en George Washington University, algunos de los productos más populares entre mujeres afroamericanas, latinas y asiáticoamericanas también están entre los más peligrosos.

Zota desmenuza el problema en un comentario del que fue coautora en la revista científica American Journal of Obstetrics and Gynecology.

No se les exige a los fabricantes de productos de belleza y cuidado personal que comprueben que estos productos son seguros, explica ella. Y Janet Nudelman, M.A., directora de la Campaña de cosméticos seguros para la prevención del cáncer de mama, dice que no se les exige a las compañías que fabrican productos profesionales para salones de belleza que revelen lo que estos productos contienen.

Por ejemplo, los alisadores químicos de cabello, las cremas para aclarar la piel y los productos de higiene femenina a menudo contienen productos como ftalatos y metales pesados que han sido ligados a cambios hormonales y a riesgos incrementados de padecer cáncer. Los populares relajantes para cabello y alisadores, tanto empaquetados para consumo individual como de nivel de salón de belleza pueden contener parabenos y placenta, conocidos por ser ingredientes que alteran las hormonas y cuyo uso se ha ligado a períodos menstruales tempranos, tumores fibroides uterinos y un riesgo incrementado de cáncer de mama en mujeres afroamericanas.

Las cremas de aclarado de la piel pueden contener químicos potencialmente dañinos como hidroquinona (un irritante para la piel ligado al cáncer de piel), corticosteroides y mercurio, los que han sido asociados con daños al riñón y al sistema nervioso y niveles elevados de mercurio en la sangre, reportan los autores.

Todas las mujeres pueden estar expuestas a químicos riesgosos en los productos de belleza, dice Bhavna Shamasunder, Ph.D., asistente de profesor de políticas urbanas y ambientales en Occidental College, que escribió los comentarios junto con Zota. Pero de acuerdo con sus investigaciones, las mujeres de color tienen niveles más altos de estos químicos potencialmente dañinos en el cuerpo que las mujeres caucásicas.

El Consejo de Productos de Cuidado Personal, un grupo que representa a la industria, defendió a sus miembros y dijo, “La seguridad de los consumidores y los productos son de las principales prioridades de la industria de productos de cuidado personal, teniendo la investigación científica y el desarrollo riguroso como el fundamento de todo lo que hacemos.”

Por qué Están en Riesgo las Mujeres de Color

¿Por qué podrían estar en mayor riesgo las mujeres de color con estos productos? Shamasunder dice que una razón es que podrían usarlos más y comenzar desde una edad más temprana.

De acuerdo con los comentarios, los alisadores químicos para cabello a menudo son utilizados para niñas afroamericanas desde muy pequeñas. Y los productos para aclarar la piel son particularmente populares entre mujeres de descendencia africana, India, del Oriente medio y del sureste de Asia. Además, Shamasunder y Zota dicen que las mujeres afroamericanas tienen más probabilidades que las caucásicas de utilizar duchas vaginales y otros productos de higiene femenina, lo que puede exponerlas a los químicos que alteran las hormonas, llamados ftalatos. Además, las duchas vaginales están ligadas a un aumento en el riesgo de infecciones como vaginosis bacteriana y enfermedad pélvica inflamatoria.

Adana Llanos, Ph.D., profesora asistente de epidemiología en la Escuela de Salud Pública de Rutgers y el Instituto de Cáncer en New Jersey, dice que también hay una hipótesis que dice que “la composición química de los productos de cabello que se comercializan y son utilizados para las mujeres blancas podría ser diferente de los productos comercializados para el uso de las mujeres afroamericanas”.

A continuación algunos pasos que puedes tomar para mantenerte más segura.

3 Estrategias para Minimizar la Exposición Química de los Productos de Cuidados Personales

“La industria de belleza es principalmente auto-regulada,” dice Zota. Por ejemplo, si se cree que un producto es dañino, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) intervendrá únicamente después de que se hayan enfermado las personas. Aún entonces, la agencia generalmente deja que el fabricante decida si retira o no un producto de las tiendas o los aparadores de las estéticas.

Hasta que esas reglas cambien, los consumidores están prácticamente solos navegando el mar de los incomprensibles nombres químicos de los productos, dice Nudelman.

“Es crucial que los consumidores sepan que algunas exposiciones pueden ser dañinas,” dice Llanos. “Deberían estar conscientes para que puedan tomar decisiones informadas y minimizar su exposición.”

Lee las etiquetas con cuidado. Cuando sea posible, evita los productos que contengan químicos con la mayor evidencia de posible daño, como formaldehido, mercurio, tolueno (un solvente industrial que puede afectar al sistema nervioso), y plomo. “Los tintes de cabello, relajantes de cabello, barniz de uñas y cremas para aclarar la piel están entre lo peor de lo peor cuando se trata de los productos de belleza,” dice Nudelman. Algunos barnices de uñas, por ejemplo, contienen químicos tóxicos como tolueno y formaldehido que han sido ligados al cáncer y a defectos de nacimiento, dice.

Sin embargo, solo porque un ingrediente tenga un nombre difícil de pronunciar, no significa que no sea seguro, y se necesita realizar más investigación sobre muchos de estos riesgos potenciales. Shamasunder dice que entrar a algunos sitios web de organizaciones no gubernamentales como Black Women for Wellness y Safecosmetics.org, puede ayudar a determinar cuáles son los químicos preocupantes, en dónde se encuentran y cómo encontrarlos en las etiquetas de los productos.

Evita las fragancias. Nathaniel DeNicola, M.D., un experto en salud ambiental del Congreso Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos y un miembro de la facultad de obstetricia y ginecología de  George Washington University, dice que los productos que contienen fragancias tienden a contener ftalatos, químicos que alteran al sistema endócrino. Evítalos por completo comprando productos con la etiqueta que dice “libre de fragancias”. Ten en mente que los productos que dicen “sin fragancia” no son lo mismo que los que dicen libre de fragancias y podrían contener ftalatos aún así, dice DeNicola.

Utiliza menos productos en general. “Parte de esto se trata de cuestionar si algunos de estos productos necesitan ser utilizados, en primer lugar,” dice Zota. “Ninguno de los productos que mencionamos específicamente en los comentarios son ‘necesarios.’” Revisa los productos que utilizas diariamente y elimina los que no sean esenciales, especialmente si contienen alguno de los ingredientes más preocupantes.